Baño claro de luna
Su nombre es de lo más evocador, y nos hace imaginarnos tumbadas bajo la luz de la luna, bañadas por su luz, su magia y su magnetismo. Y en cierto modo es así, ya que el baño Claro de luna” es un tratamiento corporal que se convierte en un auténtico baño de belleza.

Este tratamiento tiene su origen en el noroeste de Brasil y se realizaba de forma casera utilizando plantas autóctonas, frutas y verduras. Poco a poco se ha ido mejorando, dando lugar a un tratamiento que consigue dejarnos una piel suave, perfumada e hidratada, además de ayudarnos a aclarar las manchas corporales y prepara la piel para lograr que nuestro bronceado sea más duradero.

Para comenzar el tratamiento se aplica por todo el cuerpo, mediante un masaje relajante y tonificante, una crema protectora de parafina. Este masaje, además de relajarnos, nos ayudará activar nuestra circulación. Después nos aplicarán una mezcla de agua oxigenada y un producto decolorante que sirve para decolorar el vello y hacer que tome un tono más dorado, limpiando los poros de la piel.

Seguidamente nos introduciremos en un baño de espuma y algas para eliminar los restos del tratamiento anterior para posteriormente realizar una exfoliación de la piel con una crema a base de maíz y mango. A continuación nuestra piel se nutrirá con una crema hecha con zanahoria, pepino y caléndula, que la proporcionará vitaminas y oligoelementos esenciales.

Para finalizar nada como un baño caliente con aceites esenciales que nos proporcionará una gran relajación además de estimular nuestra circulación y abrirá nuestros poros para que la piel se beneficie de todas las propiedades de los aceites esenciales. Como resultado obtendremos una gran sensación de bienestar que nos acompañará después de finalizar el tratamiento.