Belleza con kiwi
Los beneficios del kiwi para nuestro organismo son incontables, sobre todo debido a su alta concentración de vitamina C y E, que lo convierte en un poderoso antioxidante, al combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento de nuestra piel. Además, su riqueza en vitamina B le proporciona propiedades astringentes, lo que le convierte en nuestro aliado si tenemos el cutis graso. Pero no sólo te va ayudar a mejorar el aspecto de tu piel, sino que tomándolo en zumo te ayudará incluso a perder peso:

- Mascarilla para el cutis graso: Necesitas un kiwi maduro, aunque no demasiado y dos cucharadas de yogur. Pela la fruta y bátela junto con las dos cucharadas de yogur hasta que obtengas una pasta homogénea. Después aplícala sobre la piel del rostro mediante un suave masaje y déjala actuar durante unos quince minutos. Par terminar retírala con agua tibia.

- Batido rejuvenecedor: Los ingredientes para prepararlo son: una manzana, el zumo de medio pomelo, el zumo de medio limón, una zanahoria y un kiwi. Si te gusta frío puedes añadirle dos cucharadas de hielo picado. Lavar, pela y corta en trocitos la manzana, la zanahoria y el kiwi y ponlo todo en la batidora. Después añade el zumo de pomelo y el de limón y añade el hielo picado. Lo ideal es tomarlo por la mañana, ya que además de las vitaminas, este batido te proporcionará energía para afrontar el día.

- Zumo de kiwi para adelgazar: Necesitas una taza de zumo de naranja y dos kiwis picados sin cáscara. Licúa el kiwi y el zumo de naranja y cuela el zumo resultante. Para que el zumo sea más efectivo, lo mejor es que bebas un vaso después de las comidas, pero recuerda que debes prepararlo inmediatamente antes de tomarlo.