Cejas perfectas: Tipos de cejas
Las cejas no sólo cubren nuestros ojos sino que resaltan nuestra belleza y potencian nuestra mirada. Una simple modificación de su forma o grosor puede cambiar la expresión de nuestro rostro. Te damos algunos consejos para modificarlas según los diferentes tipos de cejas.

Cejas están muy cerca de los ojos: la mirada se entristece y adquiere matices melancólicos. Para corregir ese efecto, sólo tienes que eliminar los vellos que estén debajo de la línea natural de las cejas, con lo que conseguirás que tus ojos estén más despejados y tengan más brillo.

Cejas muy rectas: Tu mirada transmite limpieza, claridad y equilibrado, aunque también endurecen la expresión de tu rostro. Para suavizarlo, quita un poco de vello del centro del ojo y dibuja un fino arco en la parte externa del mismo, verás como consiguen más forma.

Cejas muy separadas: Transmiten imaginación y alegría, aunque crean sensación de debilidad. Para mejorar la expresión, utiliza un lápiz de cejas con el que prolongar la línea de las mismas hacia el centro del ojo.

Cejas con arco puntiagudo: La mirada toma un aire enojado. Si lo bajas un poco al depilártelo suavizará el gesto y la expresión adquirirá un tono más dulce y afable.

Cejas caídas hacia los lados: Dan sensación de tristeza, cansancio y soledad. Es aconsejable acortarlas desde los extremos y subirlas un poco con las pinzas.