Cómo desenredar el cabello
Si tenemos un pelo rebelde, o largo y rizado, peinarlo puede ser un suplicio, porque suele estar todo enredado y casi imposible de manejar, sobre todo si hemos estado al aire libre y dejando que el viento azotara nuestro cabello. Sin embargo, es fácil evitar que esto ocurra.

Para comenzar, aplícate tu acondicionador habitual después de lavarte con el champú. Para conseguir un cabello verdaderamente fino y fácil de desenredar, sólo tienes que aplicarte, después del champú, tu acondicionador habitual. Si tu pelo es muy difícil de peinar, es buena idea usar acondicionador todos los días, aunque no te lo laves con esa frecuencia.

Después envuelve el pelo con papel de aluminio durante veinte minutos. Pasado este tiempo, aclárate el cabello con agua tibia. Notarás como tu pelo queda suave, desenredado y fácil de peinar.
Si no tienes acondicionador, puedes utilizar aceite de oliva, que hará la misma función además de nutrir e hidratar tu cabello.

Un truco para desenredar el cabello consiste en aplicar un spray para rizos definidos y después, con un peine de púas grandes, deshacer los nudos suavemente, sin dar tirones. Comienza por las puntas y sigue hacia arriba. Si encuentras una zona de pelo que esté muy enredado, aplica más spray y masajéalo suavemente para después intentar deshacer el nudo desde el centro de la zona del cabello enredado hacia abajo. De este modo conseguirás deshacer los nudos más rebeldes.

Si no puedes aplicarte el spray porque no lo tienes a mano o no estás en casa, utiliza un cepillo de cerdas naturales y de nueve desenrédalo desde las puntas hacia arriba. Si das con una maraña de pelo, ponla en la mano y cepíllalo suavemente en dirección a la cabeza.