Cómo eliminar la celulitis de los brazos
Solemos preocuparnos de la celulitis de las caderas o del estómago, y en ellas centramos la mayor parte de nuestros esfuerzos, pero no son los únicos lugares de nuestro cuerpo en los que la molesta celulitis se acumula. Los brazos son otro de los lugares preferidos por esta molesta compañera, dando lugar a la molesta flacidez de los brazos que tanto nos molesta y que muchas veces nos impide vestir las prendas que nos gustaría.

Aunque hacer desaparecer la celulitis es muy difícil, sí podemos tomar una serie de medidas de cara a reducirla y, sobre todo, a mejorar el aspecto de la piel de los mismos, haciendo que luzcan más bonitos, firmes y delgados.

- Hacer ejercicio: Desgraciadamente no existen fórmulas mágicas, pero los ejercicios de tonificación de los brazos nos van a ayudar a movilizar la grasa localizada y así disminuir la celulitis. Además, te ayudarán a eliminar la flacidez y hacer que “cuelguen” menos. Elige una rutina de ejercicios y, con un poco de música, puedes pasar un rato divertido mientras ejercitas los brazos.

- Utiliza cremas anticelulíticas: Puedes comprarlas en algún establecimiento de belleza o hacerlas tú misma en casa con ingredientes naturales. Sean cuales sean las que elijan, recuerda que el éxito de las mismas está en ser constante, por lo que debes aplicártelas al menos una vez al día.

- Masajea los brazos: Al igual que ocurre con los muslos, el masaje habitual va a ayudarte a eliminar líquidos retenidos y grasa localizada. Puedes hacerlo mientras te aplicas la crema o en la bañera, con un guante de crin, siempre desde el codo hasta el hombro. Pellizcar suavemente la parte del tríceps, también desde el codo, es un método para estimular la microcirculación y favorecer la eliminación de grasa, pero no debes excederte en la presión y hacerte daño.