Tener un cuerpo sexy
El juego de la atracción implica ser muy sexy. Para la cara se pueden utilizar cosméticos que resalten ciertas partes de la misma. La ropa puede ser atrevida a la vez que elegante pero, sentirse sexy no es sólo cuestión de lucir una cara perfectamente maquillada o una ropa a la última, lo que físicamente hablando nos hace atractivos muchas veces es el cuerpo. Mantener tu cuerpo sexy es un trabajo duro, aunque no inalcanzable.

Aunque las modas marcan que el cuerpo debe estar formado por unas largas y delgadas piernas, una cintura delgada y unos pechos bien puestos, cada cuerpo es diferente y cada chica se puede sentir muy sexy con su cuerpo, sea del tamaño que sea. Hacer dieta es la opción perfecta para adelgazar pero estar delgada no significa que ya seas sexy.

Lo que necesitas es un cuerpo bien tonificado. Una buena dieta te ayudará a perder grasa pero debes llevar un estricto control médico de esa dieta, no realices la de cualquier conocida. Si la dieta no es buena para ti, tu piel puede perder hasta su brillo. Para tonificar tu cuerpo, debes hacer ejercicio. Existen diferentes máquinas que te ayudaran a mejorar ciertas partes de tu cuerpo:

– Para tonificar los músculos y las nalgas, prueba con la elíptica y a realizar diferentes series de sentadillas.
– Para “entonar” tus pechos, utiliza el banco de prensa. No cojas excesivo peso. Realiza siempre los ejercicios con la supervisión de un especialista. También puedes definir tus hombros y resaltar tus clavículas.