Ejercicios para rejuvenecer el rostro
Las tensiones del día a día, el estrés, las preocupaciones, la contaminación ambiental…, todo se va acumulando en nuestra piel, lo que ocasiona que aparezcan arrugas gestuales que, en principio, parece muy difícil hacerlas desaparecer. Sin embargo, no debemos resignarnos, y por ello te dejamos algunas claves para que, empleando sólo unos pocos minutos cada día, puedas lucir un rostro luminoso y juenil, lo que lograrás mediante la técnica del automasaje.

Los pasos para realizarlo son los siguientes:

- Limpia profundamente tu cutis con agua tibia, secándote con una toalla suave sin restregar la piel. Aplícate una crema limpiadora y elimina todas las impurezas con un algodón.

- Elige una de las cremas que utilizas normalmente y extiéndela por tu rostro con movimientos ascendes. No te olvides del cuello y el escote.

- Sostén tu piel cerca de tu oreja derecha y, con la otra mano, realiza movimientos semicirculares hasta la mejilla. Repite la misma operación en el lado opuesto.

- Utilizando las dos manos, masajea tu rostro desde el mentón hasta la frente y continua el movimiento descendiendo por las sienes hasta llegar de nuevo al mentón. Repite estos movimientos varias veces, primero hacia arriba y luego hacia abajo. Notarás como se relajan profundamente tus mejillas y el entrecejo.

- Pellizca suavemente tus mejillas. Al hacerlo verás que enrojecen ligeramente, lo que indica que la circulación sanguínea aumenta en la zona, estimulando la liberación de toxinas y la producción de colágeno. Hazlo muy suavemente para que no queden marcas en al piel

- Con el dorso de la mano da pequeñas palmadas debajo de tu barbilla, Esto dará firmeza a tu cuello y te ayudará a definir las líneas de tu rostro, al tiempo que moviliza las grasas de la papada, contribuyendo a su disminución.

- Para terminar, aplícate una loción astringente y un serum revitalizador.