El maquillaje de las geishas
Se denomina geisha a la mujer que tiene como profesión la de entretener a sus clientes con cualidades artísticas tales como la danza, la conversación y la música. En el diccionario de la Real Academia Española, encontramos la siguiente definición: En el Japón, muchacha instruida para la danza, la música y la ceremonia del té, que se contrata para animar ciertas reuniones masculinas.

Las geishas son unas mujeres fascinantes, no sólo por su aspecto y tradición sino tambien por su gran cultura. Contrariamente a lo que se suele pensar en el mundo occidental, las geishas no son prostitutas.

El maquillaje de una maiko (aprendiza de geisha) o geisha es elemental. Siempre deben ir perfectamente maquilladas, ya que es un elemento muy importante para poder realizar su trabajo. El maquillaje tiene un significado especial, y por la forma de aplicarlo podemos deducir qué clase de geisha es. Lo que las geishas tienen en común las unas con las otras es el empleo de un fondo de maquillaje blanco y el rojo labial (que no se aplica como en los estereotipos occidentales de geisha en los que sólo se pinta una pequeña parte de los labios en forma de corazón).

Los pasos para un maquillaje para una geisha o maiko, generalmente son: aplicar un aceite especial sobre la piel de la cara (llamado bintsukeabura), el cuello y el escote. A continuación, se aplica una capa de maquillaje blanco llamado shironuri (que, entre otros componentes, está hecho de arroz) mezclado con agua, con la ayuda de un pincel. Se procede entonces a pintar el cuello con ayuda de varios espejos que permitan dejarla ver su espalda. El siguiente paso es dejar la piel homogénea y lisa con la ayuda de una esponja común de maquillaje (de las que utilizamos para echarnos nuestra base de maquillaje). Con un pincel se aplica un ligero toque de rosado o lila. Finalmente, se pintan los párpados (el rimmel es opcional), los labios (que dependen del estatus de maiko o geisha) y las cejas (que se pintan con un carboncillo especial) a las que se les da un ligero toque rosado también. Las cejas se pintan de diferente longitud dependiendo de los años que se lleven como maiko o geisha. Las menos experimentadas se pintan las cejas más cortas, mientras que las más experimentadas se las pintan más largas.