Eliminar la electricidad de tu cabello
Muchas veces la electricidad estática hace que nuestro peinado se desluzca. Esto ocurre sobre todo cuando nos cepillamos el pelo y lo tenemos muy limpio y el cabello se nos eriza y se vuelve rebelde, casi imposible de peinar. La electricidad estática es un tipo de energía que se debe al exceso de carga eléctrica que se acumula por el rozamiento lo que ocurre, por ejemplo, cuando nos cepillamos con fuerza el pelo.

Como medida de urgencia para evitar dicha electricidad, antes de dar el cepillado final a tu cabello es una buena idea que rocíes un poco de laca sobre el cepillo o peine, lo que contribuirá a alisar la fibra capilar y a mantener tu pelo en su sitio.

Para eliminarla a largo plazo, existen varios trucos que puedes utilizar:

- Cuando te laves el pelo, usa siempre acondicionador. Este simple gesto reduce en gran medida la carga eléctrica del cabello y lo hace mucho más manejable.

- No utilices peines y cepillos de fibras artificiales, porque aumentan la electricidad estática. Lo mejor es aficionarse a los de cerdas naturales y los de madera.

- Aplícate una mascarilla para el pelo al menos una vez por semana. Este producto te ayudará a tenerlo sano y a evitar la acumulación de electricidad.

- Usa productos que te sirvan para dar forma al pelo, lo que a su vez sirve para calmar la electricidad estática. Dentro de estos productos puedes elegir entre ceras, siliconas, espumas, sprays, cremas antifrizz, etc.

- Un último consejo: Si utilizas prendas de fibras sintéticas sufrirás más descargas de electricidad estática que si utilizas prendas como el algodón, la lana o la seda. Vistiéndolas, además de atenuar la electricidad de tu cabello, acabarás con los molestos “calambrazos”.