Eliminar las manchas de la piel con Amelán
Para que nuestra piel adquiera ese color moreno que tanto nos gusta es necesario que el sol estimule la melanina, que es la sustancia que oscurece la piel con objeto de protegerla de los posibles daños producidos por los daños solares. Sin embargo, debido al paso del tiempo, a factores genéticos o a una excesiva exposición al sol la producción de melanina varía o se concentra en algunos lugares de nuestro cuerpo, lo que ocasiona la aparición de manchas oscuras, principalmente en el rostro y en las manos.

Esto se ve agravado por el proceso normal de envejecimiento y deshidratación de la piel, que hace que las manchas sean cada vez más acusadas.

Una de las técnicas más efectivas a la hora e eliminar estas manchas es la mascarilla de Amelán. Está formulada a base de ácido Kójico, sustancia que se extrae del licor de arroz, el shake, y tiene un gran poder blanqueante de la piel.

Esta mascarilla actúa sobre la manchas de la piel de forma descamativa, es decir, que va eliminando las distintas capas de la piel en donde está la mancha y es sin duda el procedimiento más sencillo y menos agresivo a la hora de eliminar las manchas tanto del rostro como de las manos. Es también esta falta de agresividad lo que hace que sean necesarias varias sesiones antes de ver los primeros resultados. Además de las manchas, dicho tratamiento puede ayudar a eliminar las cicatrices del acné.

Una vez aplicada la mascarilla, el profesional de estética te recomendará una crema específica para que te la apliques en casa de modo que los resultados sean duraderos. Es muy importante que cumplas esta parte del tratamiento, sobre todo en el caso de las manos.