Hieloterapia para adelgazar
Ahora que se acerca el buen tiempo y el calorcito sí podemos pensar en esta alternativa para perder esos kilos de más que hemos cogido durante el invierno.

Aunque no lo parezca, mediante esta técnica pademos bajar de peso aplicando hielo en el cuerpo. ¿Realmente es ésto posible? Sí, si tenemos en cuenta que al aplicar agua congelada sobre la piel conseguimos desintoxicarla y activar la circulación lo que ayuda a movilizar los depósitos de grasa al tiempo que mejora el aspecto de nuestra piel.

Seguramente estás pensando ya en correr hacia el congelador y coger algún cubito, pero debes tener en cuenta que el éxito de esta técnica no se basa sólo en el hielo, sino que éste viene acompañado de algunos extractos de plantas que potencian su acción adelgazante, así como de los masajes que nos dan durante el tratamiento.

En una sesión de hieloterapia lo primero que harán será limpiarnos la piel con fangos especiales para que quede lo más purificada posible en el área del cuerpo que deseamos modelar, que puede ser el abdomen, las piernas, el trasero o los brazos. Posteriormente nos realizarán un masaje reductor, nos aplicarán el hielo y nos cubrirán con un vendaje térmico. Con este vendaje deberemos reposar durante un tiempo, después del cual se retira y nos aplican, para finalizar la sesión, un masaje tonificador.

Mediante la hieloterapia conseguiremos estar en forma de manera natural y efectiva, con resultados que son visibles a las pocas sesiones.

Es un tratamiento que no tiene efectos secundarios y tiene la ventaja de que, indistintamente de tu tipo de piel, puedes acogerte a los beneficios de esta terapia que te permitirá librarte de los “michelines”.