La vaselina y sus distintos usos
Los tratamientos más caros para la piel no tienen porqué ser los mejores. Hay muchos productos naturales (y baratos) que son muy útiles y beneficiosos para la piel. Uno de estos productos es la vaselina.

La vaselina es un medicamento que, formulada como pasta o pomada para uso tópico, tiene propiedades lubricantes, protectoras de la piel y emolientes (ablanda las zonas resecas de la piel). Además, son muy raros los casos de alergia a la vaselina, es un producto altamente tolerable. Por ello se puede aplicar incluso en la piel irritada del bebé.

Muy recomendada para…

Uno de sus usos más conocidos es como protector labial. Si tienes los labios secos o con pequeños pellejos al aplicar la vaselina mejorarán notablemente. Cuanto más natural sea mejor (yo prefiero las de farmacia o las de GAL).

La vaselina y sus distintos usos
Aunque menos conocidas, la vaselina tiene otras aplicaciones muy útiles:

– Aplicada en las pestañas las mantendrá fuertes e hidratadas. Así parecerán más largas y densas.
– Al ser un producto muy untuoso dejará tus codos, rodillas y tobillos suaves y perfectos.
– Sobre las cutículas, te ayudará a mantenerlas a raya.
– Si tienes la piel extra-seca, utilízala en lugar de crema hidratante.- Cuando hace mucho frío, es el mejor protector para la piel (sobretodo si tienes tendencia a rojeces o sabañones en las manos).
– Te ayuda a domar y dar forma a las cejas.
– Para exfoliar tus labios, ponte vaselina, espera unos minutos y luego frótalos con un cepillo de dientes.
– Es lo mejor sobre la piel, para combatir la extrema sequedad de los aviones cuando hagas un viaje largo.

Seguramente hay muchos otros usos pero estos son los más conocidos, así que ya sabes: antes de comprarte una crema carísima opta por un producto natural.