Maquillarse en la tercera edad
El maquillaje no es solo cosa de jovencitas, las personas más mayores también les gusta salir arregladas a fiestas y bailes. A partir de la tercera edad, los cambios en la piel de la mujer hace que se modifique sus hábitos de belleza. El rostro lucirá una piel más arrugada, pero eso no tiene porque ser feo.

Conviene usar colores neutros, tendiendo siempre a los claros que son más alegres y dan sensación de una piel más joven. Como siempre, la base debe ser similar al tono de la piel. Utilizar colores más oscuros acentúan más las imperfecciones y arrugas. Si la piel es brillante, puedes emplear una base mate que.

Los ojos son el reflejo del alma, no es bueno maquillaje mucho. Utiliza tonos beige, rosas pálidos, blancos, marrones claros, pero nunca colores muy oscuros. En la parte superior del párpado (debajo de la ceja), puedes cubrir con un beige o blanco. Sobre párpado puedes aplicar un marrón claro o gris, acentuando el color en el ángulo externo del ojo. En el ángulo interno emplea un rosa pálido o beige. Para delinear, utiliza un lápiz cremoso, gris o marrón, aplicando una línea fina y firme. Tampoco te pases con la máscara de pestañas, con una capa será suficiente.

Para maquillarse la boca, utiliza una barra labial de color claro o simplemente un brillo. Evita los rojos o marrones oscuros, ya que eso queda bien en mujeres más jóvenes y sensuales. Luego con un delineador de labios conseguirás un acabado perfecto. Finalmente, te puedes dar un poco de colorete con polvos (rubor) en cada mejilla, sin abusar ya que tiene que ser natural.