Posar para una foto y salir favorecida
Si eres de las que en cualquier reunión familiar o de amigos huyes de las cámaras de fotos, este artículo está especialmente pensado para tí.

Algunas personas odian ser fotografiados por timidez, otras simplemente no son fotogénicas. Hay personas muy guapas que en foto no lo demuestran, y viceversa.

Si no eres fotogénico tu solución está en este artículo. Te daremos unas sencillos consejos mediante los cuales perderás la timidez e incluso tus defectos no se verán reflejados en la fotografía.

1. Descansa tu peso sobre un pie
Esto es algo que las mujeres suelen hacer naturalmente cuando posan de pie para una fotografía. Los hombres, por el contrario, tienden a plantarse frente a la cámara con su peso distribuído uniformemente sobre ambos pies.

Eso se ve tieso y nada natural. Al descansar su peso sobre una pierna, el cuerpo se reclina, los hombros se marcan y la cabeza se ladea ligeramente. El resultado es más interesante y natural.

2. Inclínate un poco hacia la cámara
Imagina que tienes un cuello largo, como una gacela. Baja un poco la barbilla para evitar que se vea una doble papada y para evitar que la cámara obtenga una vista del interior de tus fosas nasales.

3. Aprende a sonreír tres cuartos de sonrisa
A la gente no le gusta ver fotografías de sí mismos con enormes sonrisas. Sonreír demasiado deja ver las encías y hace que tus ojos parezcan rendijas.

4. Nunca mires directamente a la cámara
Dirija su vista a un punto ligeramente arriba de la cámara.

5. La imagen personal debe ser limpia y clara. Evita el exceso de maquillaje y adornos.
6. La persona debe expresarse sin exagerar. Olvídate de posturas rebuscadas.
7. Practica la postura en un espejo, de esta manera, la fotografía captará la misma esencia.
8. Las luces del atardecer son las más favorecedoras.

Siguiendo estos consejos la cámara dejará de ser tu peor enemiga.