Rizos naturales
Tener unos rizos naturales perfectos puede que no sea una tarea fácil para muchas chicas. Si tú eres una de ellas, aquí tienes unos consejos que te puede ayudar:

- Dormir con el cabello trenzado
Siempre hay una primera vez para todo y, si nunca lo has hecho, ahora es el momento. Tomate una ducha y lávate el cabello, usa champú y acondicionador como de costumbre (no escatimes en el acondicionador). Después de quitarte los nudos, y mientras se seca poco a poco, hazte una trenza. Si te resulta muy complicado hacértela tu sola, puedes hacerte dos trenzas, una a cada lado de tu cuero cabelludo. A continuación, deja tu pelo de esta manera durante bastantes horas. Cuando destrences tu cabello, te encantarán las ondulaciones de tu pelo. Estas te darán un aspecto muy diferente. Cuidado con acostarte con el pelo húmedo de manera continuada.

- Rulos
Puedes elegir el tamaño que quieras llevar cada día. Se puede dormir con los rulos de espuma. Antiguamente, nuestras abuelas se envolvían el pelo en filamentos con tiras de telas viejas durante la noche para que cuando amaneciera su cabello tuviera un aspecto más ondulado.

- Gomina o laca
Da a tu pelo la forma ondulada que prefieras con los productos de fijación que encontrarás en el mercado. Aplica el producto sobre tu pelo tal y como te indiquen las instrucciones de uso.

- Salón de belleza
Este es el lugar perfecto para conseguir unos rizos naturales. Sigue las instrucciones que posteriormente te del estilista para mantenerlos y hacer que te duren mucho más tiempo.