Tratamiento con láser para eliminar las ojeras
No siempre nuestras ojeras y bolsas bajo los ojos se deben al cansancio o a la falta de sueño. En muchas ocasiones son debidas a la herencia, sobre todo cuando se traba de las ojeras oscuras bajo los ojos, y al tener un origen genético presentan la dificultad de que, por mucho que descansemos o durmamos, no lograremos hacerlas desaparecer de forma natural.

Sin embargo, existe un tratamiento estético muy efectivo que permite eliminar este tipo de ojeras y bolsas, en el que se combina la utilización de la luz pulsada o el láser.

La luz pulsada es, sin duda, uno de los modos más eficaces para eliminar o matizar las ojeras. Este tratamiento se usa cuando la ojera no es demasiado oscura y se logra un resultado muy natural, porque se logra disminuir el color oscuro de la misma.

Si nuestras ojeras son muy oscuras, utilizaremos el láser N-Yag. El láser se interrelaciona con el pigmento que hace que nuestras ojeras se oscurezcan y lo deshace y será después nuestro cuerpo quien elimine los fragmentos que han quedado de él. Normalmente para la eliminación de las ojeras basta con una sola sesión de unos treinta minutos.

Debemos tener en cuenta que, utilizando este método aparecerá una costra en la zona donde se nos ha aplicado el láser que desaparecerá aproximadamente una semana después de la aplicación. Cuando la costra caiga, no sólo habrá desaparecido la coloración de la ojera, sino que la piel se habrá renovado. Por ello es mejor que realicemos este tratamiento cuando podamos estar tranquilamente en casa durante una semana, sin tener que acudir a nuestras obligaciones laborales o sociales.