Trucos para aliviar el dolor de los tacones altos
Para complementar un atuendo elegante y sofisticado nada mejor que un bonito par de zapatos de tacón. Sin embargo, aunque son indudablemente bellos, estos zapatos también son los responsables de que, a las pocas horas, estemos deseando ponernos un zapato bajo o una zapatilla de deporte, debido al dolor que nos causa en los pies.

Para evitar esto, sin tener que terminar por renunciar a los zapatos de tacón, te presentamos una serie de trucos para eliminar o aliviar en lo posible el dolor de pies cuando los uses.

Actualmente existen en el mercado muchas protecciones que te ayudan a aliviarlo, tanto en la punta como en él talón. Puedes elegir entre las que se adhieren al tabaco o las que se sujetan al pie. Sea cual sea la que elijas, no dudes en utilizarlas, pues son una gran ayuda cuando tienes muchas horas por delante con los zapatos de tacón.

Elige preferiblemente zapatos con tacón grueso. Cuanto más fino sea el tacón, menos superficie de apoyo tiene el pie y más nos terminará por doler. Los zapatos tipo “stiletto” son sofisticados, sin duda, pero se pueden terminar convirtiendo en una auténtica tortura. Si no quieres renunciar a ellos, puedes vestirlos durante un rato y después elegir otros de una tacón más grueso o con unos centímetros menos.

Realiza estiramientos, giros y flexiones de pie. Llevar tacones altos continuamente puede causar el acortamiento del tendón de Aquiles, lo que puede hacer que, a la larga, el dolor sea continuo. Por ello nada mejor que hacer ejercicios con los tobillos, para mantener el tendón en forma y evitar el dolor producido en el mismo.

Asegúrate de que los zapatos te encajan perfectamente. Si están demasiado apretados el dolor será insoportable, pero si se han dado de sí y el pie se te resbala hacia la punta el resultado será el mismo.