Uñas de gel decoradas
Nuestras manos son parte indiscutible de nuestra belleza, y mantenerlas cuidadas e hidratadas debe estar entre nuestras prioridades estéticas. En este sentido, las uñas adquieren un protagonismo especial, llegando a ser grandes símbolos de feminidad.

La apariencia de esta parte de nuestro cuerpo está muy unida a nuestra nutrición diaria, apagándose su belleza cuando hay déficit de vitaminas. Para mantenerlas en el mejor estado posible, además de tener en cuenta este aspecto, podremos hacer uso de alguna de las técnicas de manicura. Un buen consejo para presumir de unas manos perfectas es apostar por las uñas de gel.

omo no siempre se puede hacer alarde de unas uñas sanas y fuertes, las uñas artificiales se erigen como una fantástica forma de tener esas uñas largas y lisas que siempre hemos soñado. Por su parte, el gel es una de las últimas propuestas dentro del mundo de la manicura.

El gel es la alternativa a la porcelana. Para modelar el gel, se puede trabajar en un molde o directamente sobre la mano. Una vez aplicado el gel, se allana por sí solo, lo que permite tener un control absoluto a la hora de esculpir y dar forma a la uña.

Además, no importa si tienes las uñas muy estropeadas, estriadas o incluso mordidas, porque el gel se adapta perfectamente a casi cualquier superficie.

Al contrario de lo que pueda parecer, las uñas de gel son muy duraderas, ya que se consigue una adhesión casi perfecta que posibilita una durabilidad máxima.

No obstante, para mantenerlas en el mejor estado posible, el gel requiere una revisión cada tres semanas aproximadamente. Es lo que los especialistas denominan rebalance o relleno, un método que posibilita que la uña se mantenga perfecta a medida que ésta va creciendo.

Lucir unas uñas bonitas gracias al gel puede estar al alcance de cualquiera. Estos servicios se suelen encontrar en todo tipo de salones de belleza, de balnearios o peluquerías, y también se pueden combinar con manicura francesa. Normalmente el tratamiento completo no tarda más de una hora y sólo necesitarás tomarte unos minutos una vez al mes para su correcto mantenimiento.