Aceite de masaje refrescante

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Un buen masaje con la cantidad y un tipo de aceite adecuado, puede conseguir que tu cuerpo se quede con una sensación bastante refrescante. Si cuando vayas a darte un masaje relajante el masajista te pregunta qué tipo de aceite quieres, lo mejor es que le pidas alguno que contenga menta. Si quieres, puedes hacerte tu misma un aceite de masaje que permita a tu cuerpo refrescarse.

Para realizar tu propio aceite de masaje refrescante debes conseguir los siguientes ingredientes: aceite de semilla de uva, aceite de romero, 3 gotas de aceite de eucalipto y 2 gotas de aceite de menta. Esta mezcla, dará como resultado un aceite que además de tener un gran aroma, relajará, refrescará e hidratará tu cuerpo. Para conservarlo y poder usarlo de manera diaria, guarda la mezcla resultante en un recipiente hermético.

Para obtener más beneficios, es muy recomendable que calientes un poco el aceite. El aceite caliente se absorbe muy bien por el cuerpo y refresca rápidamente. Antes de masajear tu piel con estos aceites los mejor es que lo pruebes en una zona determinada para ver si no tienes ningún tipo de reacción alérgica. El aceite de semilla de uva tiene efectos terapéuticos muy buenos sobre la piel. Está lleno de vitaminas, minerales, proteínas, etc. que son esenciales para la piel esté perfectamente hidratada.

Para a las personas con la piel seca, es maravilloso. El aceite de eucalipto es perfecto para aliviar los dolores de las articulaciones. El aceite de menta es útil para los dolores de cabeza. Así que para las personas con una alta carga de trabajo, este aceite de masaje podría ser muy beneficioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *