Por qué debemos aplicar las cremas anticelulíticas por la noche


Aunque la mayoría de los fabricantes recomiendan utilizar los productos anticelulíticos dos veces al día, la mayoría de las mujeres lo hacemos sólo una, por la mañana, después de la ducha diaria y antes de salir corriendo para ir al trabajo. Cuando termina el día estamos tan cansadas que pocas nos acordamos de aplicarnos la crema.

Sin embargo, debemos saber que si sólo vamos a utilizar la crema o el producto una vez al día, es mejor que lo hagamos por la noche, razón por la que algunas marcas de cosmética han creado productos que funcionan mientras dormimos. ¿En qué se basan estos productos?

Por un lado, en la primera fase del sueño, es el momento en el que el cuerpo se regenera, produciéndose la síntesis de las proteínas y la disminución de la masa grasa, así como la segregación de las hormonas necesarias para que nuestro cuerpo funcione correctamente. En la segunda fase, denominada sueño paradoxal, nuestro cuerpo se reconstruye a todos los niveles, cargándose de energía para el día siguiente. Esta actividad reconstructora del cuerpo hace que se aprovechen más los principios activos de los productos anticelulíticos.

Según estudios realizados por especialistas, se ha comprobado que la mejor hora para aplicarnos una crema anticelulítica es entre las nueve y las diez de la noche, ya que en este momento se produce un aumento de la adrenalina y se activa la acción de las cremas en lugares como el vientre y muslos, donde se acumulan más grasas.

Para que sea realmente útil, cuando compres una crema anticelulítica debes buscar estos ingredientes en su composición:

Cafeína: Estimula la destrucción de la grasa
Castaño de Indias: Tiene acción drenante.
Centella asiática: Facilita la circulación.
Carnitina: Activa el transporte de los ácidos grasos y su eliminación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *