Aumento de glúteos


Los implantes de glúteos son un procedimiento popular entre quienes desean mejorar el aspecto, la forma y el tamaño de las nalgas. El aumento de glúteos implica la inserción quirúrgica de implantes corporales artificiales en las nalgas de un paciente, a fin de lograr glúteos más grandes, mejor proporcionados y más sensuales.

Los candidatos ideales para el aumento de glúteos tienen deben tener 18 años como mínimo y gozan de buena salud física. Los pacientes deben ser estables desde el punto de vista psicológico y saber que los implantes de glúteos pretenden lograr una mejora estética, no la perfección.

Normalmente, el aumento de glúteos se realiza como un procedimiento ambulatorio que demora entre dos y tres horas. El tiempo que requiere el procedimiento puede variar, sin embargo, en relación con la experiencia del médico, la anatomía del paciente, la técnica empleada, además de otras consideraciones.

Los implantes de glúteos se colocan mediante una incisión que se realiza en el lugar donde se une la nalga con la parte posterior del muslo, o bien, en el pliegue del glúteo (donde las cicatrices no son tan perceptibles). Luego, el cirujano crea una bolsa del tamaño suficiente para colocar los implantes de glúteos. Tanto en los pacientes hombres como en las mujeres, los implantes de glúteos pueden colocarse por encima o debajo del músculo. Una vez colocados los implantes, el cirujano confirma que cada nalga sea simétrica y se vea natural. Se cierran las incisiones y se coloca una faja. Normalmente, los pacientes de aumento de glúteos pueden volver a realizar tareas tranquilas y de baja intensidad a los pocos días. La recuperación total puede tomar varios meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *