Bronceados falsos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Durante el verano, todo el mundo busca lucir un bronceado perfecto. El problema está cuando hay que pararse a pensar en el inevitable riesgo que se sufre con la exposición a los rayos UV. Como bien sabrás, esta exposición no sólo es conocida por hacer un daño permanente a tu piel, sino que también puede acelerar el envejecimiento de la misma y la posibilidad de desarrollar trastornos graves como el cáncer.

Una manera nada dañina de conseguir el bronceado soñado es, mediante la búsqueda de técnicas de lo que se denomina “bronceado falso”. Existen diferentes opciones entre las que podrás elegir:

– Cabinas de pulverización
Se trata de uno de los métodos más populares a la hora de broncearse. Sólo tienes que entrar en un pequeño cubículo, donde se te rociará el color por todas partes.

– Aerosoles
Esta es la forma más barata de autobroncearse. Es un método rápido y fácil. Ten cuidado y distribuye el color bien por todo el cuerpo para que este quede de manera uniforme.

– Airbrush
Si tienes algo de dinero ahorrado, podrás utilizarlo con esta técnica. Se broncea todo el cuerpo con un aerógrafo. El resultado final es impecable.

– Camas solares
Aunque suelen ser menos dañinas que la exposición al sol directa, estas camas también tienen sus peligros si no se saben utilizar bien. No te excedas en su utilización. Debes conseguir un bronceado natural, no un color negruzco.

– Lociones bronceadoras
Esta es, probablemente, la mejor manera de conseguir un bronceado de manera asequible y con un aspecto bastante natural. Aplícate la loción con tiempo y hazlo de manera uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *