Problemas asociados a la rinoplastia


Existen diferentes causas por las que muchas personas deciden hacerse una rinoplastia: razones estéticas, problemas de salud, etc. Sea cual sea el motivo, es muy importante que te familiarices con los riesgos y las complicaciones asociadas a este tipo de cirugía. Si acudes a un buen especialista, lo normal, es que no suceda nada pero, siempre existe la posibilidad de que haya complicaciones:

– El sangrado en el interior de la nariz puede producirse de vez en cuando hasta un mes después de la cirugía. Debes evitar sonarte la nariz o insertar los dedos para quitar los coágulos de sangre seca. Los coágulos, van a salir ellos solos en un día o dos, así que ten paciencia.

– En algunos pacientes, los diminutos vasos sanguíneos situados en la superficie externa de la nariz, pueden estallar y dejar marcas permanentes. No es muy normal y cuando sucede, a veces, va desapareciendo con el paso del tiempo.

– Puedes tener picores e incluso dolores después de la operación, pero no dejes de tomar la medicación prescrita por el médico.

– La herida puede verse afectada por algún tipo de infección. Se pueden formar abscesos, pero estos pueden ser fácilmente tratados con técnicas de drenaje y con la administración de antibióticos.

– Aunque es raro, algunas personas experimentan la pérdida del olfato, y si bien en algunos casos, este problema puede desaparecer por sí solo en unas pocas semanas en otros, este puede volverse permanente.

– No todas las cirugías de nariz consiguen los resultados que el paciente desea. Después de la operación, el resultado final puede ser una nariz anormal. En la tele puedes ver a famosas que han sufrido este problema.

Transplante de cejas


A muchas mujeres nos ha sucedido que, cuando se llevaban las cejas finas, nos las hemos depilado, bien con cera o con pinzas hasta dejarnos unas cejas casi imperceptibles. Sin embargo, la moda ha cambiado y ahora se llevan las cejas más espesas, y nosotras nos miramos al espejo y lamentamos haber tirado tanto de pinza.

Sin embargo, la moda no es la única causante del despoblamiento de nuestras cejas. La alopecia, la edad o las cicatrices o ciertos problemas hormonales también pueden eliminar el vello en esta zona, una de las más destacadas de la cara.

Una solución para dibujarlas es marcarlas con un lápiz de ojos lo más parecido al tono de nuestras cejas, pero, por muy bien que lo hagamos, no conseguimos darles un aspecto natural. Afortunadamente, la cirugía estética nos ayuda, mediante el trasplante de cejas.

El trasplante se hace con nuestro propio pelo, es completamente indoloro, es definitivo y no deja cicatrices, además de conseguir un aspecto muy natural.

La técnia consiste en tomar una pequeña tira de piel de la nuca, la más parecida a la de las cejas, de la que se extraen los pelos con su raíz, que serán implantados uno a uno en las cejas, siempre siguiendo la dirección natural del vello. La técnica no es dolorosa porque se realiza con anestesia local.

Después de la operación, tendremos una pequeña inflamación y deberemos evitar la exposición al sol, pero al cabo de poco tiempo nuestras cejas habrán recuperado su aspecto normal. Eso sí, deberemos recortar el vello implantado cada cuatro semanas, porque crecerá al ritmo normal del pelo de la cabeza, que es un poco más rápido que el vello de la cara.

Hilos de oro para las arrugas


Cuando contemplamos a mujeres como Catherine Deneuve o Susan Sarandon, nos sorprende la tersura de su piel, principalmente porque no parece tener la cierta rigidez que confiere el bótox a las expresiones faciales. ¿Su secreto? Los hilos de oro subdérmicos.

El hilo de oro para eliminar las arrugas comenzó a utilizarse en Francia, hacia los años 60, aunque parece que se utilizaba ya en en el Antiguo Egipto. En la actualidad se utiliza para prevenir la aparición de arrugas y evitar el descolgamiento de la piel de la cara.

Su gran ventaja es que es un tratamiento fácil de realizar y completamente indoloro, ya que se utiliza anestesia local, con la ventaja de que no tendremos que someternos a una intervención quirúrgica. El oro se implanta en nuestra piel mediante unas jeringuillas de agujas muy finas y, aunque, como hemos dicho, es fácil de realizar, es necesario que sea llevado a cabo por un profesional de la estética.

El oro que se infiltra es oro noble, por lo que no provoca ninguna intoxicación en nuestro cuerpo ni efectos secundarios de ningún tipo y, por otra parte, no se destruye ni se deshace, por lo que los beneficios del tratamiento serán duraderos a lo largo del tiempo.

Es un tratamiento que pueden realizar personas de todas las edades, aunque se recomienda una horquilla de edad entre los 20 y los 70 años. Se puede realizar independientemente del tipo de piel que tengamos o del color de nuestra piel, ya que no deja ninguna cicatriz.

Sólo está contraindicado para personas con una gran cantidad de grasa facial o que tengan un alto grado de descolgamiento facial, debido al lugar donde se implantan los hilos. En este caso es mejor que opten por un liftin tradicional.

Blefaroplastia


A veces, por mucho que intentemos hacer desaparecer esas antiestéticas bolsas que nos aparecen debajo de los ojos, utilizando todos los remedios caseros o cosméticos a nuestro alcance, no podemos librarnos de ellas. Por otra parte, a medida que cumplimos años, los párpados superiores comienzan a perder flacidez y al mirarnos al espejo nos damos cuenta de que tenemos los párpados caídos, lo que, aparte de dar un aspecto cansado a nuestro rostro, nos puede hacer aparentar más edad de la que tenemos.

Esto no se debe tan sólo al paso del tiempo. El estres, la tendencia familiar, la falta de sueño y ciertas enfermedades pueden causar la aparición de bolsas y párpados caídos o acentuar la tendencia.

Sin embargo, gracias a la cirugía estética, en sólo 90 minutos podemos eliminar este problema mediante la blefaroplastia o cirugía de párpados.

Para la intervención se utiliza anestesia local y una ligera sedación para que el o la paciente esté completamente tranquilo mientras el cirujano elimina la piel y la grasa sobrante.

Estéticamente la operación no deja ninguna huella, quizá al principio unos pequeños puntos rojos alrededor de los ojos pero que al cabo del tiempo habrán desaparecido completamente. En el postoperatorio, parte muy importante en toda operación, no se siente ningún dolor, aunque sí hinchazón de los párpados, lagrimeo y cierta intolerancia a la luz, por lo que durante un tiempo deberemos usar unas gafas protectoras especiales. Sin embargo, estos efectos secundarios desaparecen al poco tiempo, por lo al poco podremos llevar una vida completamente normal.

Lo mejor de la operación es que los resultados son visibles prácticamente desde los pocos días después de la intervención, y es muy raro que las bolsas bajo los ojos vuelvan a aparecer, con lo que habremos recuperado un aspecto descansado y juvenil.

Aumento de glúteos


Los implantes de glúteos son un procedimiento popular entre quienes desean mejorar el aspecto, la forma y el tamaño de las nalgas. El aumento de glúteos implica la inserción quirúrgica de implantes corporales artificiales en las nalgas de un paciente, a fin de lograr glúteos más grandes, mejor proporcionados y más sensuales.

Los candidatos ideales para el aumento de glúteos tienen deben tener 18 años como mínimo y gozan de buena salud física. Los pacientes deben ser estables desde el punto de vista psicológico y saber que los implantes de glúteos pretenden lograr una mejora estética, no la perfección.

Normalmente, el aumento de glúteos se realiza como un procedimiento ambulatorio que demora entre dos y tres horas. El tiempo que requiere el procedimiento puede variar, sin embargo, en relación con la experiencia del médico, la anatomía del paciente, la técnica empleada, además de otras consideraciones.

Los implantes de glúteos se colocan mediante una incisión que se realiza en el lugar donde se une la nalga con la parte posterior del muslo, o bien, en el pliegue del glúteo (donde las cicatrices no son tan perceptibles). Luego, el cirujano crea una bolsa del tamaño suficiente para colocar los implantes de glúteos. Tanto en los pacientes hombres como en las mujeres, los implantes de glúteos pueden colocarse por encima o debajo del músculo. Una vez colocados los implantes, el cirujano confirma que cada nalga sea simétrica y se vea natural. Se cierran las incisiones y se coloca una faja. Normalmente, los pacientes de aumento de glúteos pueden volver a realizar tareas tranquilas y de baja intensidad a los pocos días. La recuperación total puede tomar varios meses.

Implante de cejas


Una depilación repetitiva y excesiva es a menudo responsable de la desaparición definitiva de los vellos de las cejas.

El trasplante del pelo se ha utilizado con éxito durante muchos años para completar las cejas desiguales o parciales, restaurar las cejas ausentes, e incluso camuflar cicatrices dentro del área de la ceja.

Es posible formar de nuevo las cejas con los trasplantes, es una alternativa interesante al tatuaje permanente. El aspecto obtenido es perfectamente natural e indetectable.

Normalmente se suelen utilizar cabellos, pero si es posible, también se puede utilizar vello del brazo o del torso extraídos por extracción folicular.

Dado que las características genéticas del cabello no son modificadas por la trasplantación, habrá que cortar esos cabellos injertados que van a crecer, lo que tiene como consecuencia que el pelo implantado tendrá un diámetro mayor que el diámetro de un pelo de ceja original. En la práctica, no es un problema, con la condición que los cabellos implantados sean lo suficiente finos.

Hay que implantar un solo cabello o vello a la vez y la orientación de las incisiones tiene que ser perfecta y muy tangencial. Además, para obtener un resultado natural, la curvatura del cabello trasplantado tiene que estar orientada hacía la piel. Hay que orientar los pelos de manera diferente según la zona de la ceja.

El seccionamiento y la colocación de los injertos tienen que ser particularmente meticulosos. Los errores cometidos a ese nivel son difíciles de recuperar, es por eso que hay que dirigirse a un médico especializado en este tipo de intervención.

Este método ha avanzado mucho desde que se empezó a utilizar, ya no es doloroso puesto que se anestesia la zona con anestesia local.

Según la dificultad del trabajo, el precio varía entre 2000-2500 €.

Cirugía para no envejecer


Seguro que has oído alguna historia que otra sobre la añorada “fuente de la eterna juventud” pero, ¿dónde está esa fuente? Cómo seguro que no tienes tiempo para ponerte a buscarla, lo mejor es que eches un vistazo a todos los tratamientos de belleza que existen en nuestros días para mantenerte joven y estupenda. El uso de la tecnología más vanguardista ha conseguido cambiar de manera radical el mundo de la belleza.

Tu cuerpo, y más concretamente, tu rostro, se ve afectado por: el paso de la edad, los efectos dañinos del medio ambiente, la excesiva exposición al sol y, cómo no, el estrés diario. Pequeñas líneas finas comienza a aparecer en la superficie de tu piel. El lifting facial (ritidectomía), es un procedimiento que cada día se utiliza más. Recuerda que el estiramiento facial no puede detener el envejecimiento, lo que sí puede, es mejorar algunos de los signos más visibles de dicho envejecimiento en zonas como los párpados, la frente o la nariz.

Muchas mujeres, deciden simplemente aumentarse los labios. Las que tienen demasiada grasa acumulada en la cara y en el cuello, optan por la liposucción facial. Pero todo este tipo de cirugías debe acompañarse de otros tratamientos anti-edad ya que la piel continúa con su proceso de envejecimiento.

Puedes realizarte diferentes tipos de cirugía estética por todo el cuerpo, como por ejemplo la abdominoplastia. Esta cirugía consigue un abdomen plano y una cintura más estrecha. Como puedes observar, existen un montón de cirugías, pero antes de someterte a alguna de ellas, contacta con un médico especialista en la materia.

Consejos para la cirugía estética


Antes de someterse a un tratamiento de cirugía estética, es muy importante conocer todos los detalles de la operación y seguir nuestras recomendaciones:

Lo principal es tener claros los motivos y beneficios que nos va a portar el tener que recurrir a la cirugía para solucionar el problema, es importante el punto de vista físico pero también psicológico. Antes de tomar una decisión, tenemos que ser prudentes y hacer todas las preguntas que consideremos necesarias.

No te decidas sin antes informarte de calidad y recomendaciones de los centros estéticos, ver un anuncio en una revista o en televisión no es garantía de profesionalidad.

El precio no es lo más importante. Un buen cirujano no siempre es el más caro, pero suele ser el mejor preparado y avalado por una sociedad científica. Para este tipo es mejor gastarse bien el dinero. Nuestro cuerpo es lo más importante. Consulta siempre la experiencia profesional del centro o del médico que se va a encargar de la operación.

Con el fin de evitar sorpresas o no cumplir con las expectativas, es recomendable consultar con personas que se hayan sometido al mismo tipo de intervención y en el mismo lugar. Quizás esas personas que ya han pasado por lo mismo te puedan dar otras opciones y poder elegir con mayor criterio.

Finalmente, recuerda que no se aconsejan las operaciones de aumento de pechos antes de los 18 años ya que debe esperarse a que la glándula se haya desarrollado por completo y que los resultados finales dependen en gran medida de la cicatriz, en la que influye la naturaleza del paciente.

Microinjertos «Efecto Bono»


La pérdida de cabello es uno de los problemas que más atormentan a los hombres. Las cifras indican que más de la mitad de ellos sufren este tipo de problemas.

Afortunadamente, la ciencia y la tecnología avanzan de forma vertiginosa y con ellas nuevas soluciones en el campo de la cirugía estética. Una posible solución a la alopecia es el trasplante capilar, una solución definitiva. Actualmente este tipo de intervenciones pueden llegar a conseguir hasta un 98% de efectividad.

El protocolo que se sigue es el siguiente:

1- Para empezar, se extrae de la región occipital, una zona menos susceptible a la caída, una tira de unos 25 cm de largo por 2 de ancho de pelo y piel.
2- A continuación, se separan los pelos en grupos de 2 a 3 pelos.
3- Finalmente, estas pequeñas agrupaciones de pelo se injertan en las zonas donde no hay rastro de cabello.

El paciente podrá apreciar los cambios a partir de los dos o tres meses, que es cuando el pelo empieza a crecer poco a poco.

Tras la intervención es importantísimo mantener un cuidado especial sobre el cabello, manteniéndolo siempre limpio, utilizando champús adecuados y además añadiendo productos que favorezcan la regeneración capilar, como vitaminas e inhibidores hormonales.

Desde que el presidente del Congreso (José Bono) empezó a lucir un aspecto más juvenil gracias a utilizar esta técnica para repoblar su cabellera, los centros capilares han visto como sus consultas y sus intervenciones se han visto triplicadas.

Esta técnica también puede ser aplicada en otras partes del cuerpo, como es el caso del bigote, barba, cejas, pestañas, tórax, zona púbica y facial.

Los desastres de la Cirugía Plástica

Puede que después de ver las siguientes imágenes se te pasen las ganas de pasar por el quirófano y someterte a la cirugía estética. La tecnología que se emplea en cirugía es cada vez más avanzada y por suerte los casos de fracaso o desastre son reducidos, pero siempre se descubren casos de abusos quirúrgicos que acaban destrozando el rostro natural de la persona.

1.- Hang Mioku: adicta a la cirugía se inyectó ella misma desde su casa, aceite de cocina en su propia cara. El resultado no hace falta comentarlo.

2.- Jocelyn Wildenstein: Se gastó cerca de 4 millones de dólares en Estados Unidos con todo tipo de intervenciones plásticas y estéticas. El resultado: se ha convertido en un monstruo.

3.- Michael Jackson: Uno de los casos más conocidos por todo el mundo. El cantante se ha sometido, entre otras cosas, a más de 10 operaciones de cirugía de nariz.

4.- Pete Burns: El famoso cantante pasó casi toda su vida ahorrando para operaciones de cirugía reconstructiva, después de que un cirujano plástico le dejará los labios completamente destrozados.

5.- Dennis Avner: Conocido también como «Catman», se ha sido sometido a todo tipo de cirugía facial para parecerse a un tigre.

6.- Eric Sprague: Se ha transformado a sí mismo en un reptil a través de 700 horas de tatuaje, cinco cuernos de teflón implantados bajo la piel de las cejas, dientes afilados con colmillos, bifurcación de la lengua y estiramiento de su diafragma.

7.- Donatella Versace: La prestigiosa diseñadora de moda rubia platino ha pasado por algunos cambios gracias a la cirugía plástica, convirtiéndose a sí misma en una caricatura.

8.- Jackie Stallone: La madre del famoso actor Silvester Stallone, se obsesionó con la cirugía plástica y lo ha probado todo: lifting, estiramiento de piel, implantes en la mejilla, nariz y labios.

9.- Amanda Lepore: Cuenta con innumerables cirugías que la han convertido en una de las transexuales más famosas del mundo. Su primera cirugía plástica fue con 15 años para conseguir un cambio de sexo. Se ha pasado media vida en los quirófanos.

10.- Michaela Romanini: La socialista italiana abusó del colágeno de labios y se hizo famosa después de muchas cirugías.