Depilar las cejas con pinzas


Parece algo muy sencillo, pero en realidad no es así. Y no decimos esto por la acción de depilar las cejas en sí, si no porque si llevamos nuestras cejas mal depiladas o sin que se ajusten bien a nuestras facciones, la verdad es que éstas pueden hacer que nuestro rostro cambie totalmente de aspecto.

Para realizar este proceso, debemos tener en cuenta tres puntos muy importantes:

Dónde debe comenzar la ceja. Trazaremos una línea paralela a nuestra nariz pasando por donde comienza el lagrimal hasta llegar donde nace el pelo de la ceja. En ese punto es donde debe comenzar la ceja.

Dónde debe terminar la ceja. Trazaremos una línea perpendicular desde el orificio nasal hasta el extremo del ojo, sin pasar por su interior.

Dónde comienza el arco hacia debajo de la ceja. La línea que trazaremos esta vez irá desde el orificio nasal (igual que la anterior), pasando por el borde del iris.


Una vez que tengamos estos puntos claros pasaremos a depilarnos las cejas. Limpiaremos bien la zona con el tónico que solamos utilizar y después nos aseguraremos de secarla bien para que cuando vayamos a coger los pelos con las pinzas no se nos escapen por estar húmedos.

A diferencia de otras partes de cuerpo, cuando nos dispongamos a quitar el pelo de las cejas debemos hacerlo en el sentido en el que crece. Así que estiraremos la piel y comenzaremos a arrancar pelo a pelo.
Realizaremos movimientos rápidos y nos acordaremos de coger el pelo lo más cerca de la raíz que podamos para que no se rompa. Por último, intentaremos realizar el proceso de izquierda a derecha para seguir la simetría entre las dos líneas de las cejas.

Intentaremos no salir de casa nada más depilarnos, ya que la zona suele quedar irritada durante algún tiempo, y si salimos demasiado pronto todos se fijaran en lo enrojecido de la zona.

Uñas con problemas


Finalmente, las que nos dan un aspecto de manos bonitas son las uñas. Si estas no están bien cuidadas o tienen algún problema, pueden hacer que nuestras manos no transmitan todo lo que esperamos de ellas.
Muchas veces, después de realizar algún tratamiento, estos problemas continúan. Tendremos en cuenta que nuestras uñas nos pueden indicar que tenemos alguna enfermedad física (anemia, hongos, entre otras).

Problemas más comunes:

– Uñas quebradizas y con estrías

Estos son los síntomas de las uñas secas. Lo que debemos hacer es hidratarlas para que consigan la hidratación que necesitan. Limaremos los bordes con nuestra lima, las introduciremos en agua caliente (ten cuidado, que no queme), e hidrataremos la zona con una crema hidratante.
Si después de realizar este proceso durante un período de tiempo, el problema continua, debemos tener en cuenta que estos síntomas pueden propios de algún eczema en la uña o soriasis.

– Uñas amarillas

El color amarillento puede ser producido por diferentes causas. Las dos más comunes son: el tabaco y el pintarte las uñas de colores oscuros y no aplicar una base protectora.
Un remedio, para que esto no suceda, es aplicarnos una vez en semana, yeso incoloro.
Las uñas amarillentas son indicadoras de problemas con el hígado.


-Uñas con nervaduras

Las nervaduras o surcos trasversales se producen por motivos tan diferentes como la utilización de productos de limpieza sin guantes o la utilización de quita-cutículas de forma poco apropiada. Intenta tener las uñas hidratadas y utilizar un buen protector para las uñas.

– Uñas mordidas

Intenta solucionar este problema, ya que, este problema puede dejarnos marcas irreparables. Colócate unas uñas postizas, para que así intentes no mordértelas e incluso puedes utilizar unos esmaltes especiales para evitar, con su sabor amargo, que te las muerdas.

Exfoliar la piel


Para la mayoría, exfoliar la piel es el proceso en el cuidado de nuestro cuerpo que más nos cuesta realizar. Pensamos que vamos a perder más tiempo del que en realidad luego utilizamos y la verdad es que luego los resultados, seguro que nos van a encantar.

Con una buena exfoliación corporal vamos a conseguir que nuestra piel quede suave como la seda.

La exfoliación sirve para la eliminación de las células muertas de nuestra piel, además de servirnos como masaje estimulante y así también poder mejorar la circulación de la sangre.

Cosas que debes saber

– Debemos realizar la exfoliación con suavidad y mediante pequeños masajes circulares, teniendo cuidado para no irritar la piel y, por supuesto, si ya tienes la piel irritada o con heridas, no realices la exfoliación.

– Si tu piel es seca, con una vez por semana será suficiente. Si tu piel es grasa será suficiente con dos veces.


– Para la cara utilizaremos productos específicos para esta zona que serán más suaves que los del resto del cuerpo.

– Durante el proceso nos centraremos más en las zonas más rugosas de nuestro cuerpo, como son: los codos, las rodillas o los tobillos.

– Cuando terminemos todo el proceso podemos aprovechar par tomar una ducha de agua fría para activar la circulación. Después aplicaremos crema hidratante que penetrará mejor en la piel.

– Normalmente, la regeneración de nuestra piel tarda un total de 28 días.

– Algunos exfoliantes tradicionales son: piedra pómez (utilizada para las durezas de las plantas de los pies), esponjas vegetales (utilizada como una esponja de baño normal), miel y azúcar (utilizada incluso para la cara).

Cómo aplicar el corrector de ojeras


Las ojeras son alteraciones del color de la piel, situadas por debajo de los ojos y que aparecen por diferentes motivos (por ejemplo causas hereditarias). Se caracterizan por ser de un color más oscuro que el tono de nuestra piel (azulado o amarronado) y son un problema estético para mucha gente, ya que hacen que nuestra mirada parezca cansada e incluso triste.

Para intentar disimular este problema podemos utilizar los ya conocidos correctores de ojeras. Te explicamos en pocos pasos la mejor manera de utilizarlos:

– Primero nos maquillaremos el rostro (base). Difuminaremos bien por todas las zonas para que no parezca que llevamos una careta.

– Lo siguiente que haremos será aplicar por la zona de las ojeras crema hidratante. Esto es para que cuando apliquemos nuestro corrector este quede mejor fijado y no se note diferencia con el maquillaje al quedar más seco con la crema hidratante.
Recuerda que la mejor forma de aplicarnos cualquier producto por la zona de los ojos es dándonos pequeños golpecitos con la yema de los dedos. Es una zona delicada y si nos la presionamos podríamos hacer que aparecieran antes las arrugas.

– Llega el momento de aplicar el corrector. Al comprarlo tendremos en cuenta que sea uno o dos tonos más claro que nuestro maquillaje. Lo aplicaremos en nuestras ojeras como hemos hecho con la crema hidratante (pequeños golpecitos).

– Cogeremos la cantidad suficiente para que quede perfectamente difuminado. El exceso de corrector puede crear el efecto contrario y hacer que nuestras ojeras se hagan más visibles.

Tipos de láser y principales tratamientos


Normalmente cuando oímos la palabra láser pensamos en depilación, y sí, aunque es uno de los tratamientos que más utilizamos para ponernos guapas, hoy en día cada vez hay más métodos de belleza para nuestro cuerpo que se pueden realizar con láser.

Tipos de láser

Láseres ablativos: Este tipo de láser requiere anestesia y un periodo de recuperación del paciente. Actúa bajo la superficie de la piel (dermabrasión). Se utilizan en los tratamientos para las cicatrices o esas líneas de expresión grandes que tanto incomodan. Es costoso pero su gran ventaja es que sólo requiere una sesión.

Láseres no ablativos: A diferencia del anterior, este no necesita anestesia y el paciente no sufre un periodo de recuperación tan largo. En unas horas puede estar completamente recuperado. Este láser es más “ligero” y los tratamientos son más superficiales, lo que conlleva que sean necesarias más sesiones para los diferentes tratamientos para los que lo utilicemos (por ejemplo, depilación).


Consejos

Antes de someternos a cualquier tratamiento láser nos aseguraremos de elegir un centro con unos médicos especialistas en el tema, con experiencia y que estén informados de las últimas novedades y noticias sobre todo lo que rodea a la utilización del láser puesto que hay continuos cambios e innovaciones referentes a este campo.
Si tienes la piel muy oscura, problemas de pigmentación o tu piel es propensa a las cicatrices, estos tratamientos no son recomendables para ti.

Tratamientos más habituales

-Eliminación de varices y del vello corporal.
-Mejorar las arrugas, líneas de expresión (pueden llegar a eliminarlas).
-Mejora de la textura de la piel.
-Corrección de manchas, cicatrices o acné.

Extensiones para el cabello


Si siempre te estás quejando de que tienes poco pelo, o que tienes el pelo muy corto y te tarda mucho en crecer o simplemente quieres un peinado nuevo, aquí te vamos a proponer una pequeña solución: las extensiones.

Las extensiones son mechones de pelo (natural o sintético) que se unen a nuestro cabello de forma que no se note que no pertenecen al mismo.
Como ya os hemos comentado, las extensiones, pueden ser de dos tipos; naturales o sintéticas. Las de pelo natural nos van a permitir realizar cualquier tipo de trabajo con ellas (moldear, planchar, poner rulos, cambiar el color), mientras que las sintéticas nos van a dar menos juego, ya que, al ser de fibra o plástico, no nos van a permitir la utilización de ciertos productos que las van a dañar enseguida.


Podremos encontrar en el mercado 4 largos estándar: 30, 40, 50, 60 cm y tres grosores que nos permitirán elegir para que sea más parecido al nuestro; estándar, fino, extrafino.

Entre los diferentes métodos de colocación destacamos los siguientes:

Ultrasonidos. Está indicado para alargar la melena en más de 50 cm. Como el punto de fijación es bastante amplio es el más recomendado para cabellos rizados o gruesos. Se utiliza una pinza que actúa en frío.

Aire comprimido. Es el método más novedoso y nos permite colocar extensiones de 10 en 10, además el punto de fijación es más plano y permite resultados mucho más naturales.

Durante el tiempo que duren nuestras extensiones debemos tener un cuidado especial para su mantenimiento:

– Nos lavaremos el pelo con la cabeza erguida y no nos frotaremos demasiado ya que podemos crearnos nudos indeseables.
– Aplicaremos los productos de limpieza a partir de los puntos de unión, nunca sobre ellos.
No las dejaremos crecer demasiado, ya que cuanto más tiempo dejemos pasar, mayor número de pelo será el que nos crezca y cada vez se irá notando más la unión.
– Las cambiaremos cada 3 meses más o menos

Trucos para parecer más alta


A veces, no damos la talla, y no nos referimos a la realización de actividades, nos referimos a nuestra altura.
Para mucha gente esto puede ser un complejo que afecte a su día a día. Todo va unido: te ves más alta = te ves más delgada = te sientes más sexy.

No te preocupes, te vamos a contar una serie de trucos para que parezcas más alta y para así volverte el centro de atención de todas las miradas.

Intenta corregir tu postura. Muchas veces por ejemplo por motivos laborales (estar sentada delante del ordenador) nuestra espalda se acostumbra a posiciones incorrectas que nos hacen tener vicios posturales. Estas malas posturas, no solo afectan a nuestra salud, también nos hacen parecer más bajos. ¡Estírate!


Nuestros amigos los tacones. Son nuestros mejores aliados, pero, ten cuidado porque también se pueden convertir en nuestro peor enemigo. Si utilizas unos tacones o plataformas demasiado altas pueden provocar el efecto contrario y parecerás más baja.

Nada de cinturones anchos. Hacen que tu cintura parezca más pequeña, y por lo tanto tu cuerpo también.

Los pantalones. Utiliza pantalones de rayas e incluso con otros estampados (ten cuidado no seas demasiado estridente). Utiliza la raya para los pantalones de vestir, estilizan las piernas. Respecto a los vaqueros, los mejores para que parezcas más alta son los de pitillo y los rectos, olvídate de los bajos o anchos.

Faldas. Intenta que sean por la rodilla, aunque si decides llevar una más larga intenta ponerte unos buenos taconazos.

Ajustada pero no apretada. Por ejemplo: utiliza abrigos que se ajusten a tu cintura, esto te hará mucho más estilizada.

– Sí, puedes utilizar prendas largas. Una chaqueta larga hace que tu cuerpo no se acorte.

– Para terminar, comentarte que un peinado alto, te dará un poco más de altura y como no, elegancia.

Mascarillas para la piel

mascarilla casera
En Belleza Sexy hace unas semanas comentábamos la importancia que tiene una limpieza facial, sobretodo para mantener nuestra piel joven y tersa.

Uno de los productos que destacamos a la hora de realizarla, era la utilización de mascarillas. Estas aportan a nuestro cutis vitaminas y otros elementos que penetran en las capas más profundas de la epidermis proporcionándonos suavidad.

Las mascarillas pueden ser naturales (hechas por nosotras mismas en casa) o comerciales. Estas últimas además de proporcionarnos suavidad ayudan a limpiar y nutrir nuestra piel.
SEGUIR LEYENDO «Mascarillas para la piel»

Pestañas postizas


Algunas las han probado y quedaron encantadas, otras todavía no. Si tú eres de las que todavía no se ha atrevido, no puedes dejar pasar la oportunidad de ponerte este complemento que vuelve a estar tan de moda para realzar tu mirada y potenciar tu atractivo.

Aunque no son fáciles de poner, es cuestión de práctica y seguro que con los pasos a seguir que aquí te vamos a explicar, en poco tiempo parecerás toda una profesional.

1- Las pestañas postizas pueden ser de diferentes tipos: largas, súper largas, gruesas y con colores y tamaños. Acuérdate que deben parecer naturales. Lo mejor es que la primera vez compremos un par de modelos por si el primer intento no nos sale bien.

2- Nos limpiamos el rostro y aplicamos nuestra base o maquillaje, excepto en los ojos.

3- Espejo. Si es de aumento mucho mejor. Aplicamos delineador.

4- Colocaremos las pestañas en nuestros párpados y con unas tijeritas cortaremos el extremo que sobra para que no nos moleste dentro del ojo. Luego cortaremos las del otro ojo.

5- Pondremos la goma en el filo de las pestañas ayudándonos con un palillito, por ejemplo. Dejamos secar un momento y la colocamos en el párpado lo más cerca posible de la línea de nuestras pestañas, utilizando el delineado que hicimos primero.

6- Presionaremos desde el centro hacia los extremos con el palillo.

7- Un consejo: para que tus pestañas se integren con las postizas, puedes utilizar una cucharita colocándola sobre la línea de las pestañas y así aplicar el rimmel contra la superficie de la cucharita.

8- Aplicaremos las sombras y el resto del maquillaje.

Depilación con cera


Como ya sabemos, existen varias maneras de llevar a cabo la depilación de nuestro cuerpo: la maquinilla de hoja, depilatorios químicos, las máquinas eléctricas, los métodos de depilación “definitiva” (hablaremos otros días de todas estas) y por último, la que hoy vamos a explicar un poco, la depilación con cera.

Aunque resulta un poco doloroso (depende de lo sensible que tengas la zona), es uno de los métodos de depilación preferidos y uno de los más efectivos.

Tipos de cera:

Caliente: Se debe calentar la cera y extenderla sobre pequeñas porciones de piel y luego se arranca en dirección contraria al bello.
Fría o tibia: Es menos irritante que la anterior y la pueden usar las mujeres que tengan problemas de circulación. El mecanismo y la duración de los resultados son los mismos que con la cera caliente.


Modo de empleo:

Las esteticistas usualmente siguen los siguientes pasos. El procedimiento puede variar dependiendo de la cera usada.

1- Limpiar el área a depilar.

2- Aplicar la cera con espátula de madera y siguiendo la dirección del pelo, ya que si no la aplicamos así, el pelo no se extrae desde la raíz y por lo tanto crece más rápido.

3- Poner sobre la cera una tira de depilación siguiendo la dirección del pelo y masajear para que se adhiera a la cera.

4- Tirar de la tira en dirección contraria al pelo. Mejor un solo tirón para que duela menos.

Importante: acuérdate de verificar siempre la temperatura de la cera antes de aplicar sobre la piel.