Cómo combatir la celulitis


La celulitis es uno de los problemas que más atormenta a las mujeres sobretodo cuando se aproxima la época estival, ya que es la estación en la que más se luce el cuerpo.

La piel de naranja está formada por unos hoyos que se crean en la piel y pueden aparecer en los muslos, caderas, glúteos y rodillas. Consiste en un trastorno en el sistema circulatorio que hace que se acumulen sustancias de desecho (como la urea o el agua) alrededor de las células grasas. Esto implica automáticamente que aumenten su tamaño. Los factores que la pueden reproducir son muy diversos, pero algunos de ellos son el estrés, mantener una dieta rica en grasa, herencia genética o problemas hormonales entre otras causas.

Para intentar combatirla hay que seguir diferentes hábitos que os explicamos a continuación:

1- Realizar masajes circulares con un guante de crin o con un cepillo hasta enrojecer la piel y aplicar a la vez cremas reafirmantes, reductoras o anticelulítcas al menos dos veces al día, después de ducharse y al acostarse.
Con esta acción estimulamos la microcirculación y mejoraremos el drenaje linfático. Es muy importante la forma con la que se lleva a cabo el masaje, ya que si se hace demasiado suave no conseguiremos ningún efecto. Por el contrario, si aplicamos mucha fuerza podemos perjudicar nuestros vasos superficiales.

2- Llevar a cabo una dieta equilibrada y reducir el consumo de grasas y azúcares es importantísmo al igual que beber mucha agua ya que favorece la eliminación de toxinas y una buena circulación.

3- Practicar ejercicio de forma regular también contribuye a eliminar la celulitis ya que ayuda a disolver la acumulación de grasas y moldear nuestro cuerpo. Es aconsejable hacer bicicleta y caminar.

Tintes para el cabello


Antes de teñirnos el pelo debemos tomar una primera decisión: ¿Qué tinte necesitamos?

Los tres tipos de tinte más utilizados son: permanente, temporal y vegetal.

Tintes permanentes: están diseñados para penetrar en la raíz del pelo. Contienen un oxidante para incrementar la cutícula y permitir que las moléculas de color penetren en la corteza. Estos tintes son capaces de depositar el color, pero sólo pueden ser usados para aclarar el cabello, dependiendo de la fuerza del peróxido de hidrógeno usado como oxidante. Lo mejor es no usar nada más fuerte que el oxidante de 20 sin la asistencia de un profesional para que monitoree los resultados.

Tintes temporales: estos tintes desaparecen poco a poco a medida que nos lavamos el pelo. La ventaja es que contienen menos productos químicos y nos permiten dar un mayor brillo a nuestro pelo y aclararlo un par de tonos. Estos tintes no dañan el pelo en la mayoría de los casos. La desventaja es que no cubren tan bien como los tintes permanentes y los colores son limitados.

Tintes vegetales:
los podemos encontrar en herbolarios. Los colores son mucho más limitados y no nos cubren el pelo totalmente, y aunque después de una primera utilización volvamos a querer a teñirnos con el mismo color que hemos utilizado, el resultado no será el mismo.
Un conocido tinte natural es la Henna, que además de colorante, se utiliza para prevenir la caída del cabello y reducir la caspa.

Te recordamos que antes de utilizar cualquier tinte adquirido en una tienda, deberás hacerte 24 horas antes una prueba de alergia. Imprégnate un poco del producto en la piel y espera un día para ver si tienes reacción a dicho tinte. Si no aparecen rojeces, granitos ni nada anómalo, podrás utilizarlo.

¿Cuántas veces debemos lavarnos el pelo?


Algunas personas creen que por lavarse el pelo cada día van a tener un cabello más rígido y sano, pero la realidad es otra.

Lo que verdaderamente influye a la hora de conservar nuestro cuero cabelludo sano y fuerte es la forma y la frecuencia de lavado. Ésta frecuencia dependerá básicamente del tipo de pelo pero también pueden afectar factores externos como la contaminación del ambiente, el tipo de trabajo que se realiza o la práctica de ejercicio físico entre otras.

Si eres de las personas que vives en lugares donde afortunadamente no hay mucha polución y encima no realizas trabajos que te hagan sudar, con un par de veces por semana será suficiente.
Si por el contrario resides en grandes ciudades donde el polvo y la contaminación están al orden del día, deberas hacerlo 3 veces por semana.

Las personas que realizan ejercicio físico deberán lavarse el pelo cada día, ya que durante la práctica del mismo la oxigenación de las células humecta el cuero cabelludo.

En cuanto al modo de lavado, deben realizarse suaves masajes con las yemas de los dedos para conservar en perfectas condiciones la capa de sebo dada por las glándulas sebáceas que se encuentran en los folículos capilares. Esta capa es una protección y cuando ésta se ve dañada es cuando se producen problemas de sequedad o de aparición de caspa.

Estos masajes en los cabellos secos sirven para estimular el funcionamiento de las glándulas, mientras que en los grasos ayudan a retirar formaciones de grasas solidificadas.

Manicura francesa


Hoy vamos a explicar de una forma sencilla los diferentes pasos que hay que seguir para hacernos nosotras mismas la manicura francesa en casa sin la necesidad de asistir a un centro de estética para lucir unas uñas perfectas.

Productos necesarios:

– Lima
– Quita cutículas (líquido de color rojizo).
– Palito de madera de naranjo.
– Laca de uñas transparente.
– Laca de uñas rosada o porcelana.
– Laca de uñas blanca.

Pasos a seguir:

1- Un primer paso es limarse las uñas dejando un par o tres de milímetros a partir de la yema del dedo.

2- A continuación cogeremos el palo de naranjo y lo untaremos con el líquido de quita cutículas. Una vez húmedo, deslizaremos el palo por todo el borde de las uñas, una por una, para dar contraste a las mismas.

3- Ahora podríamos decir que viene el momento más complicado de todo el proceso. Cogeremos un esmalte de color blanco perlado y dibujaremos en las puntas de las uñas un contorno circular. En este caso, con una sola capa de pintura nos será suficiente.

*Para aquellas personas que no se vean capaces de controlar su pulso no os preocupéis, hoy en día podemos encontrar en el mercado unas cintas adhesivas que se colocan en las puntas de las uñas y permiten pintarlas de manera perfecta sin salirse del perímetro deseado.

4- Tras dejar secar durante unos minutos, pasaremos a aplicar una capa de laca de color porcelanoso o rosado por toda la superficie de la uña, incluida la parte blanca que acabábamos de pintar con anterioridad. En este caso, si que es necesario darnos dos capas de laca para conseguir una mayor fijación.

5- Por último, aplicaremos la laca transparente para dar luz y brillo a nuestra manicura francesa.

Después de realizar estos cinco sencillos pasos ya podrás lucir unas uñas perfectas y espectaculares.