Zumos para lograr un vientre plano


Si nuestro objetivo es poder presumir de un abdomen plano, además de cuidar nuestra dieta y de realizar ejercicios específicos para esta zona, podemos obtener una ayuda extra de una forma sencilla, nutritiva y deliciosa, como es preparando zumos cuyos ingredientes te ayuden a movilizar las grasas del abdomen, así como a mejorar tu tracto intestinal, lo cual hará que logres un estómago plano mucho antes de lo que piensas:

Zumo de piña: Para prepararlo necesitas una rodaja de piña, una cucharada de semillas de lino, el zumo de un limón, un vaso de agua mineral y un poco de miel. Mézclalo todo en la licuadora y bébetelo sin colar, en ayunas por la mañana. Mastica y ensaliva bien para favorecer la digestión del zumo y espera media hora para desayunar para permitir que sus ingredientes actúen para eliminar grasa.
SEGUIR LEYENDO «Zumos para lograr un vientre plano»

Trucos para lograr un vientre plano


Después de las navidades, aunque no hayamos cogido ningún kilo de más, seguramente notaremos que nuestro vientre se ha vuelto más prominente de lo que nos gustaría, lo que notamos sobre todo al ponernos nuestra ropa favorita. Además de realizar ejercicio para tonificar los músculos de la zona y así librarnos de algo de flacidez, existen una serie de trucos que nos van a permitir recuperar un vientre plano en poco tiempo:

Cuida tu postura: Aunque no lo parezca, tiene una gran influencia en nuestra línea. Para recuperar el estómago plano debemos caminar con el abdomen contraído, lo cual, además de tonificar los músculos de la zona, nos va a ayudar a caminar con la espalda más recta, estilizando así nuestra figura y ayudándonos a parecer más delgadas.
SEGUIR LEYENDO «Trucos para lograr un vientre plano»

Abdominoplastia mini para un abdomen plano


Muchas veces, tras un embarazo o una pérdida de peso grande nuestro abdomen no queda liso y firme. La musculatura abdominal se vuelve flácida, aparecen acúmulos de grasa y restos de piel flácida que restan belleza y juventud a la zona. Si esta flacidez afecta no a todo el abdomen sino sólo a la parte que se encuentra bajo el ombligo, podemos recuperar la firmeza de la zona a través de una operación denominada abdominoplastia mini.

Se trata de una operación similar a la abdominoplastia, con la diferencia de que sólo se elimina la grasa y la piel sobrante del área que se encuentra debajo del ombligo. No es una operación dirigida a la pérdida de peso o a la eliminación de masa corporal, ya que está especialmente indicada para aquellas personas que, aunque se encuentran en su peso tienen esa “barriguita” que no logran eliminar con dieta o ejercicio.
SEGUIR LEYENDO «Abdominoplastia mini para un abdomen plano»

Cremas naturales para lograr un vientre plano


Por mucho que lo intentemos, parece que el sueño de conseguir un vientre plano se nos escapa una y otra vez. Nos ponemos una prenda un poco ajustada y se nos marca la barriga y, por mucha dieta y muchos abdominales que practiquemos, lograrlo parece un objetivo imposible. Grasa, acumulación de líquidos, gases… todo lucha en nuestra contra a la hora de conseguir una figura perfecta.

Sin embargo, no debemos rendirnos y para ayudarte, aquí te mostramos una serie de remedios que te harán más sencillo conseguir tu objetivo:

Crema de romero: para prepararla necesitas aceite de romero, una semilla de aguacate y dos cucharadas de agua. Comienza moliendo la semilla del aguacate y, cuando lo hayas reducido a polvo, añade el agua y el aceite hasta que logres una crema pastosa. Aplícala sobre la zona del abdomen con un masaje circular en el sentido de las agujas del reloj. Con ello, además de reducir la grasa, también favorecerás la función intestinal, que te ayudará a conseguir más rápido un abdomen plano.
SEGUIR LEYENDO «Cremas naturales para lograr un vientre plano»

Medicina estética para combatir la flacidez del abdomen


El abdomen es una de las zonas de nuestro cuerpo que más nos trae de cabeza a la hora de mantener a raya la grasa y la flaccidez. Los cambios hormonales, una alimentación deficiente, los embarazos o el sedentario favorecen una rápida acumulación de grasa en la zona que, a la larga, provoca flaccidez, una flacidez que resulta muy difícil combatir, aunque no es imposible.

Para lograrlo tenemos que seguir una alimentación baja en grasas, practicar ejercicio regular que devuelva la tonicidad a los músculos abdominales y nos ayude a quemar la grasa de la zona y utilizar cremas anticelulíticas específicamente diseñadas para combatir la grasa abdominal. Si así no conseguimos solucionar el problema, podemos acudir a una de las muchas soluciones que nos ofrece la medicina estética. Las más efectivas son las siguientes:

Radiofrecuencia y cavitación: Esta técnica se puede aplicar a cualquier parte del cuerpo donde tengamos grasa localizada, no sólo el abdomen. Utilizando ondas de ultrasonido se disuelve la grasa y después se elimina mediante un masaje linfático.
SEGUIR LEYENDO «Medicina estética para combatir la flacidez del abdomen»

Yoga para reducir la grasa del abdomen


El yoga proporciona innumerables beneficios a todos aquellos que lo practican. No sólo ayuda a relajar cuerpo y mente, a mejorar la concentración y a aumentar nuestra fuerza y resistencia, sino que también sirve para combatir el estrés y la ansiedad producidos por nuestra ajetreada vida diaria.

Pero además, el yoga nos ayuda a luchar contra esos molestos michelines tan difíciles de eliminar de la zona del abdomen. En este aspecto, el yoga nos ayuda a lograr un vientre plano tanto con los ejercicios que practicamos en él como con el relax que nos proporciona, ya que muchos estudios relacionan la acumulación de grasa en la zona abdominal con el estrés.

Para que experimentes todos los beneficios del yoga, te presentamos algunas posturas o “asanas” fáciles de realizar que te ayudarán a eliminar la grasa del abdomen:
SEGUIR LEYENDO «Yoga para reducir la grasa del abdomen»

Consejos para eliminar la flaccidez del abdomen


A todas nos gustaría tener un abdomen plano como el que lucen las actrices y las modelos. Sin embargo, la mayoría de nosotras suele tener un poco de barriguita que, según las prendas que utilicemos, nos puede estropear más o menos la figura. En lugar de tener unos abdominales firmes, los nuestros están prácticamente inutilizados por la falta de uso y cuando tocamos nuestra tripa el dedo se hunde con facilidad debido a la grasa y los líquidos acumulados en ella. Para combatir esta flacidez te vamos a dar una serie de consejos:

– Lo primero que debes hacer es poner a tono de nuevo tus abdominales. No estamos hablando de que a estas alturas tengas que definirlos como las culturistas, pero sí de ponerlos en forma para que cumplan su función como musculatura que sostiene el vientre. Para ello, nada mejor que los abdominales, pero de un tipo específico.

Para realizarlos, tiéndete en una colchoneta sobre el suelo, flexiona y separa las piernas de forma que las plantas de los pies se apoyen en el suelo. Contrae los glúteos y coloca una pelota entre tus rodillas. Coloca los brazos detrás del cuello y, inspira y al expirar eleva un poco el tórax, manteniendo la posición un instante para luego bajar. Repítelo 25 veces en un minuto y haz cuatro series seguidas. Será fatigoso, pero merecerá la pena el resultado.

Cuida tu alimentación. Es hora de eliminar de tu dieta los alimentos ricos en grasa y la comida basura. Bebe mucha agua y toma mucha fruta y verdura, de forma que elimines líquidos y estimules también la eliminación de los depósitos de grasa que se acumulan en tu abdomen.

Consejos para lograr un abdomen plano


Si hay un deseo común a todas las mujeres, sobre todo cuando nos toca ponernos el bañador, es poder lucir un vientre plano mientras paseamos por la playa enfundadas en nuestro bikini o bañador nuevo. Sin embargo es muy difícil conseguirlo, porque muchas veces las digestiones pesadas o el cambio de alimentación en el lugar de veraneo nos producen un efecto totalmente contrario. Sin embargo, no desesperes, ya que si sigues una serie de consejos, seguramente lo lograrás:

– Consume aceite de oliva, sobre todo para las ensaladas. Te ayudará a tonificar el hígado y a lubricar el intestino.

Mejora la postura: Aunque no lo creas, la postura también puede influir en la hinchazón del vientre. Si caminas con los hombros hacia delante o te sientas mal, lo notarás en el vientre.

– Bebe como mínimo dos litros de líquidos al día. El verano es una época ideal para hacerlo, ya que puedes consumir zumos refrescantes que además llenarán tu cuerpo de vitaminas.

– No hagas deporte después de comer, ya que interferirás en la digestión y tu vientre se hinchará. Da un paseo suave o duérmete una siesta bajo la sombrilla.

– Olvida los fritos y cocina al vapor, la olla a presión, papillote o won.

Sube el colchón unos quince centímetros en la zona de los pies utilizando un cojín, con lo que activarás la circulación y el sistema linfático.

Camina veinte minutos al día para drenar líquidos y estimular el sistema linfático, lo que te ayudará a que tu vientre se vea plano.

– Las toxinas que se acumulan en tu vientre también afectan al estado de tu piel, por lo que no hay nada como dejar de retener líquidos y de acumular toxinas para tener una piel firme, luminosa y más joven.

Logra un abdomen liso y pierde volumen con la dieta de la fibra


Muchas veces, por trabajo o porque nos encontramos de vacaciones, pasamos por periodos en los que nos alimentamos de una forma diferente a como lo hacemos el resto del año, cuidando menos la dieta o comiendo cualquier cosa rápidamente en cualquier sitio. Esto no sólo es un problema de salud, ya que nos puede ocasionar estreñimiento, lo que puede conllevar la aparición de varices y úlceras, sino también es estético, ya que se nos hincha el vientre, afeando nuestra figura y haciendo que la ropa no no siente tan bien como de costumbre.

Para evitar esto podemos seguir los consejos de los nutricionistas, que nos indican como terminar con este problema, mejorando nuestra salud y nuestra línea al mismo tiempo.

En primer lugar deberemos volver a unos patrones de alimentación correctos e incluir en nuestra dieta diaria frutas, verduras, cereales integrales y yogures. También debemos tomar legumbres tres veces a la semana, que son ricas en fibra, vegetales y proteínas.

No debemos olvidar la planificación, con lo que lograremos llevar una dieta perfecta y evitaremos eliminar algún grupo de alimentos de nuestra dieta, saltarnos comidas y como consecuencia de ello, picar entre horas. Y esto no significa que nuestra comida deba ser insípida, ya que podemos echarle imaginación y crear platos apetitosos y sanos al mismo tiempo. Es muy importante tener en cuenta que el desayuno es la comida más importante del día, ya que si no desayunamos o desayunamos poco, tendremos hambre al poco tiempo y nos lanzaremos a por el tentempié que tengamos a mano, que suele ser bastante calórico.

También nos ayuda a lograr un vientre liso el yogur, que estimula las funciones intestinales. Si sigues estos consejos notarás que tu ropa te quedará mejor y tu figura se verá más bonita.

Qué hacer para perder tripa


Puedes hacer un montón de abdominales o sentadillas, pasar horas en el gimnasio, salir con tu bicicleta todos los días pero, si no cambias algunos de tus hábitos, el incómodo flotador seguirá aguantando en su sitio. Si haces bastante deporte y notas como la tripita no desparece, entonces para un momento y piensa qué cosas debes cambiar de tus rutinas diarias. Recuerda: debes seguir manteniendo el ejercicio diario y una dieta equilibrada pero no está nada mal que revises las siguientes cuestiones.

– Horas de sueño
Dormirse muy tarde puede convertirse en un hábito poco positivo. La falta de sueño provoca desequilibrios hormonales, que pueden ralentizar tu cuerpo, por lo tanto, quemar grasa puede ser un proceso mucho más costoso. Se necesita dormir una media de 8 horas al día.

– Saltarse las comidas
En contra de lo que muchos piensa, esto no ayuda nada a la hora de intentar perder la tripa. Los expertos en nutrición, aseguran que se deben realizar un mínimo de 5 comidas diarias. Se deben averiguar las necesidades calóricas diarias de cada uno y dividirlas en esas 5 comidas.

– Menor consumo de agua
Hay que intentar ingerir mucha agua, ya que esto ayudará a quemar calorías durante el aumento de las actividades metabólicas. También, tomar agua con el estómago vacío es muy eficaz para que las toxinas sean expulsadas del cuerpo. Las toxinas, pueden estar retrasando la pérdida de grasa. Se debe beber a intervalos regulares, de esta forma el agua ayudará a perder al cuerpo esa flacidez que rodea tu cintura y que tanto te incomoda.