Crema de manos casera


¿Tienes un poco de tiempo para dedicárselo a tus manos? La mayoría de la gente dedica bastante tiempo al cuidado de otras partes del cuerpo, como por ejemplo la cara, pero muchas veces se olvidan de las manos. Utiliza cremas de mano con regularidad para hacer más atractivas sus manos. Preparar tu mismo una crema de manos es muy fácil. Hoy te vamos a contar como hacer tu propia crema.

Pieles muy secas: necesitarás llenar las 3/4 partes de una taza de aceite de almendras o de albaricoque, 1/2 onza de cera de abeja rallada, 1 cucharadita de lanolina y 1/3 de taza de aceite de coco o manteca de cacao. Para realizar esta crema tienes que fundir todos los ingredientes antes mencionados, verterlos en un recipiente y esperar a que se enfríe.


Crema de coco: en una taza prepara 1/4 de cera de abeja, 1/3 de glicerina, 3 cucharadas de aceite para bebés y 1/4 de aceite de coco. Primero calentarás la cera de abeja junto con el aceite de coco. Cuando ya esté fundido, mezcla el resto de los ingredientes y calienta todo a fuego lento durante 5 minutos. Posteriormente retira la mezcla y déjala enfriar.

Crema de almendras: prepara 1/2 taza de aceite de coco y aceite de almendra, 1/4 de aceite de rosas y 1/4 de cera de abeja. Realiza la mezcla como en la anterior crema (primero calienta la cera de abeja con el aceite de coco). Esta mezcla se endurecerá bastante cuando se enfríe.

Reparar una uña con pegamento y algodón

¿Se te rompió una uña por la mitad? Para solucionar el problema, puedes ir a hacerte la manicura o puedes intentar repararla sin necesidad de recurrir a un salón de belleza. Necesitas pegamento instantáneo y un poco de algodón.


Aplica una gota de pegamento instantáneo justo donde la uña se partió.


Pasa un poco de algodón sobre el pegamento y que se seque.


Cuando ya tengas el trozo de uña pegado, pasa una lima para dejar lisa la superficie de la uña. Si el trozo de uña quebrado no te ha quedado completamente fijo, puedes repetir el procedimiento para darle más consistencia. Para eliminar el pegamento sobrante de la uña, introdúcela en quita esmalte y luego vuelve a limarla con cuidado.

Mejora tus uñas

Ahora puedes mejorar el aspecto de tus uñas muy fácilmente si tienen estrías o irregularidades que deslucen el esmaltado, toma nota de los siguientes pasos:


Primero con el palito de naranjo, presiona suavemente las cutículas de las uñas.


Luego con una lima de cartón de grano fino, puedes empezar a limar en forma horizontal y con cuidado, la superficie de tus uñas. No te pases limando.


Con un cepillo especial para manicura, elimina los restos de tus uñas que hayan quedado por la superficie.


Puedes aplicar una base niveladora de porcelana para darle un acabado perfecto.


Cuando estén secas, emple el esmalte por encima la uña con el color que más te guste.