Reparar una uña con pegamento y algodón

¿Se te rompió una uña por la mitad? Para solucionar el problema, puedes ir a hacerte la manicura o puedes intentar repararla sin necesidad de recurrir a un salón de belleza. Necesitas pegamento instantáneo y un poco de algodón.


Aplica una gota de pegamento instantáneo justo donde la uña se partió.


Pasa un poco de algodón sobre el pegamento y que se seque.


Cuando ya tengas el trozo de uña pegado, pasa una lima para dejar lisa la superficie de la uña. Si el trozo de uña quebrado no te ha quedado completamente fijo, puedes repetir el procedimiento para darle más consistencia. Para eliminar el pegamento sobrante de la uña, introdúcela en quita esmalte y luego vuelve a limarla con cuidado.

Mejora tus uñas

Ahora puedes mejorar el aspecto de tus uñas muy fácilmente si tienen estrías o irregularidades que deslucen el esmaltado, toma nota de los siguientes pasos:


Primero con el palito de naranjo, presiona suavemente las cutículas de las uñas.


Luego con una lima de cartón de grano fino, puedes empezar a limar en forma horizontal y con cuidado, la superficie de tus uñas. No te pases limando.


Con un cepillo especial para manicura, elimina los restos de tus uñas que hayan quedado por la superficie.


Puedes aplicar una base niveladora de porcelana para darle un acabado perfecto.


Cuando estén secas, emple el esmalte por encima la uña con el color que más te guste.