Micropigmentación en el rostro


Como os comentábamos con anterioridad, los procesos más habituales que se realizan de micropigmentación en el rostro son: el denominado Eyeliner, las cejas y la perfilación de los labios. Hoy os vamos a hablar de estas tres zonas en concreto.

Eyeliner

Normalmente, siempre que nos maquillamos utilizamos el denominado Eyeliner, para así conseguir un efecto mucho más bonito en nuestros ojos. Pero este proceso puede plantear una serie de problemas a bastante gente, como por ejemplo el de gente que se cansa de realizar todos los días la misma rutina o incluso hay personas a las que no se les da muy bien pintarse y terminan incluso manchándose. Pues bien, una solución es la micropigmentación de la zona. Eyeliner permite aplicarse en muchos estilos y colores. La mejor es la aplicación de una forma suave para conseguir así un aspecto muy natural.

Cejas

Las cejas enmarcan la cara. El maquillaje permanente de la zona permite reconstruir y dar forma a la ceja. Es perfecta para disimular cicatrices y aporta carácter a la cara. El proceso de la simulación del pelo de la ceja se realiza en las zonas donde las cejas son más delgadas o donde incluso el pelo ha desaparecido. El efecto conseguido debe ser muy natural.

Labios

Con la micropigmentación, podremos corregir la asimetría de la línea de los labios y añadir una mayor definición de los mismos. La línea aplicada debe ser muy suave y ligera para conseguir el aspecto más natural posible, aunque hay personas que prefieren que el aspecto final de la perfilación sea más agresivo utilizando un color más oscuro que el natural.

Acné en el cuero cabelludo


Sí, aunque no lo hayas oído mucho es un problema que se suele padecer, y con más frecuencia de lo que a la mayoría de nosotros nos gusta admitir. El acné puede aparecer de diferentes tamaños, es decir, granitos más pequeños o más grandes. Además, su aparición, por lo general, viene dada por el estrés o por el uso excesivo de productos para el cabello con demasiada grasa.

Si tienes este problema no te rasques para quitarte los granitos. Lo que puedes hacer es coger un poco de algodón e impregnarlo con un producto para el tratamiento contra el acné (con ácido salicílico) y pasarlo por las zonas afectadas. Un tipo más grave de acné es el llamado necrotica miliaris. Este tipo de acné es fácil de distinguir: verás inflamaciones en tu cuero cabelludo y grandes erupciones de acné, algunas con costras de color oscuro. En el peor de los casos parecerán los típicos granos de varicela. Lo mejor es que acudas a tu médico para que te indique qué tratamiento has de seguir.

El cabello graso es un factor que contribuye al acné del cuero cabelludo, así que si eres propensa a tener el pelo graso, utiliza un champú especial para este tipo de cabello. En farmacias podrás encontrar productos especiales para el cuidado del cabello, en concreto para la seborrea (el nombre técnico con el que se conoce este problema).

Si utilizas algún tipo de tratamiento ten cuidado si estás pensando en teñirte el pelo, ya que estos productos contienen elementos que pueden cambiarte el color, por ejemplo si eres rubia y decides teñirte tu pelo podrá cambiar a un color verdoso al estar tratado con estos productos.

Frenar la aparición de canas


La vida pasa y con ella nuestro rostro cambia. Muestra de ello es la aparición de las canas, el color del cabello se torna blanco. Para muchos supone un suplicio porque es un indicador de edad y por eso se buscan fórmulas para retrasar su aparición. Aunque no es siempre así, la primera zona donde se hacen visibles es en las sienes, para hacerlo después por la parte inferior de la cabeza y finalmente tocar todas las partes de nuestro pelo.

Esta aparición no es solamente a causa de la edad, pues en la gente joven se puede deber a procesos de estrés y factores como la alimentación. Cuando nos aparecen las primeras canas, lo primero que pensamos es en el tinte, pero tenemos que tener en cuenta que nuestro cuero cabelludo cambia ya que el pelo se vuelve de diferente color, más frágil y quebradizo.

La herencia es un factor importante en el proceso de aparición de canas, ya que los genes marcan los diferentes cambios físicos que nuestro cuerpo experimenta a lo largo de los años. Si nuestros padres han sido muy canosos, lo más probable es que nosotros también lo seamos. Por otro lado, la alimentación juega un papel fundamental y es una de las mejores formas de contrarrestar la aparición de las canas. Ingerir alimentos ricos en estos minerales (hierro, cobre, cinc o sílice) nos ayudará a mantener por más tiempo nuestro color original de cabello. Por eso es importante que el champú con el que nos lavamos el pelo contenga estos nutrientes esenciales para mantener joven nuestro pelo.

Masaje con Oro


Este lujoso masaje proviene de la medicina tradicional china y su componente más importante es el oro, metal que se utiliza es de entre 22-24 quilates y va mezclado con unos aceites especiales que provienen  de diferentes plantas chinas.

Aunque siempre ha sido un símbolo de riqueza gracias a las propiedades tan positivas que tiene en nuestra piel, cada día se va haciendo un lujo más al alcance de la mano de muchos ciudadanos de a pie.

Firmeza en la piel, refuerzo de la barrera protectora de la misma, eliminación de ojeras, mejora y disminución de las arrugas, nutrición de la piel, estimulación de la micro-circulación sanguínea… son solo algunas de las propiedades tan beneficiosas que tiene este preciado metal en nuestra belleza corporal.

Otra de sus características es la capacidad que tiene para ayudar a equilibrar el cuerpo, es decir, si estás alterada te relajará y si estás demasiado activa conseguirá relajarte, curioso ¿no te parece?


Si vas a algún centro especializado en ofertas de masajes, lo primero que te realizarán será una exfoliación de la piel para eliminar todas las células muertas y así quitar impurezas.

A continuación y realizándote un relajante masaje te hidratarán la piel. Dejaran que la crema hidratante sea completamente absorbida por la piel y a continuación comenzarán con la parte final del tratamiento que se basará en la aplicación de un aceite con partículas de oro que dejará tu piel con un aspecto muy luminoso.

Hay diferentes tipos de masajes y se pueden utilizar combinaciones muy especiales como la del masaje con oro con la utilización de las piedras chackras (japonesas).

Cómo quitar los tatuajes


Los tatuajes son dibujos que se realizan en nuestra piel y que se pueden realizar en cualquier parte de nuestro cuerpo.

Los tatuajes son permanentes, esto es debido a que se realizan mediante agujas que “rompen” la epidermis (primera capa de nuestra piel) y llevan en su punta una tinta especial que al introducirse en la epidermis queda fijada de manera indisoluble.

Por eso, cuando vayamos a hacernos un tatuaje debemos pensar mucho si de verdad queremos llevarlo para siempre o es solo un capricho pasajero.
En la actualidad cada día hay más técnicas para hacer desaparecer los tatuajes de nuestra piel. Algunas de estas técnicas son:

Láser

El tratamiento consiste en enfocar el láser hacia la zona del tatuaje haciendo que la densidad de las radiaciones destruya los pigmentos de la tinta de forma que esta pueda ser reabsorbida por la piel.
Se realizaran varias sesiones dependiendo de la profundidad del tatuaje en nuestra piel llegando a conseguir la desaparición total del dibujo.


Encubrimiento

Con esta técnica no desaparece el tatuaje. Lo que se hace es realizar otro dibujo sobre el que ya existía para hacerlo más discreto o para tapar dibujos que ya no son de tu agrado.
Por ejemplo imagínate que hace unos años te tatuaste el nombre de tu pareja y ya no estás con esa persona. Pues bien si vas a un buen tatuador tapará el nombre realizando otro diseño sobre el mismo.

Estiramiento de la piel

Está recomendado para tatuajes pequeños y consiste en introducir bajo la piel un pequeño “globo” que estire la piel para así poder cortar el tatuaje y al quitar el “globo” la piel estirada vuelve a su lugar. Te quedará una pequeña cicatriz.

Abrasión salina

Este método no tiene mayor complicación, se trata de “lijar” la zona con sal hasta que desaparezca el diseño. Terminará quedándote cicatriz.

Por último, comentarte que para realizar cualquier tratamiento te pongas antes en manos de especialistas.

Labios de geisha o en forma de corazón


Los labios carnosos como los de Angelina Jolie ya han pasado de moda. Ahora, los labios con forma de corazón son lo último en cirugía estética. El objetivo es imitar los labios de las geishas, que se caracterizan por el erotismo y la seducción que atrae a los hombres, para conseguirlo se necesita sólo un pequeña intervención ambulatoria y los resultados son muy apreciados.

La cirugía consiste en modelar el labio superior, elevándolo en su parte central, en los llamados arcos de Cupido, con la introducción de sustancias reabsorbibles. El resultado será tener una boca como la de esas jóvenes japonesas. Recuerda que la boca es el gran elemento de seducción de una mujer, cuida tus labios para estar siempre sexy.

Exfoliar la piel


Para la mayoría, exfoliar la piel es el proceso en el cuidado de nuestro cuerpo que más nos cuesta realizar. Pensamos que vamos a perder más tiempo del que en realidad luego utilizamos y la verdad es que luego los resultados, seguro que nos van a encantar.

Con una buena exfoliación corporal vamos a conseguir que nuestra piel quede suave como la seda.

La exfoliación sirve para la eliminación de las células muertas de nuestra piel, además de servirnos como masaje estimulante y así también poder mejorar la circulación de la sangre.

Cosas que debes saber

– Debemos realizar la exfoliación con suavidad y mediante pequeños masajes circulares, teniendo cuidado para no irritar la piel y, por supuesto, si ya tienes la piel irritada o con heridas, no realices la exfoliación.

– Si tu piel es seca, con una vez por semana será suficiente. Si tu piel es grasa será suficiente con dos veces.


– Para la cara utilizaremos productos específicos para esta zona que serán más suaves que los del resto del cuerpo.

– Durante el proceso nos centraremos más en las zonas más rugosas de nuestro cuerpo, como son: los codos, las rodillas o los tobillos.

– Cuando terminemos todo el proceso podemos aprovechar par tomar una ducha de agua fría para activar la circulación. Después aplicaremos crema hidratante que penetrará mejor en la piel.

– Normalmente, la regeneración de nuestra piel tarda un total de 28 días.

– Algunos exfoliantes tradicionales son: piedra pómez (utilizada para las durezas de las plantas de los pies), esponjas vegetales (utilizada como una esponja de baño normal), miel y azúcar (utilizada incluso para la cara).

Tipos de desmaquillantes


Es muy importante que nos preocupemos de la limpieza diaria de nuestro rostro, independientemente de nuestro tipo de piel. Según va pasando el día, nuestro cutis se ve afectado por diferentes bacterias e impurezas que si no se eliminan adecuadamente pueden estropear nuestra piel prematuramente.

Sería una buena idea que al acabar el día, elimináramos todas las impurezas de nuestro rostro utilizando los diferentes tipos de desmaquillantes que existen en el mercado actual. Son los siguientes:

1.- Leche desmaquillante. Mezcla de aceite y agua que elimina las células muertas y limpia la suciedad.

2.- Cremas. Son las más fáciles de encontrar y la mejor solución para la mayoría de los tipos de pieles ya que se puede aplicar, incluso, en las pieles irritadas.


3.- Tónicos y lociones. Los tónicos son más “ligeros” que las lociones y permiten un mejor deslizamiento por la piel (agua destilada). Las lociones tienen una acción un poco más completa ya que debemos elegir cual se adapta mejor a nuestro tipo de piel.

4.- Desmaquillante más tónico. Estos son una mezcla de la leche más el tónico. Tonifican la piel, sin dejar ningún resto graso, y lo más importante sin dejar la sensación de sequedad.

5.- Geles. Estos son un poco más fuertes, ya que, los utilizaremos para desincrustar (suavemente) todas las células muertas.

6.- Aceites. Son los más rápidos y efectivos para todos los tipos de pieles. Aunque suene raro también están recomendados para las pieles grasas.


7.- Toallitas desmaquillantes. Ideales para cuando tienes prisa. Están hechas de un tejido muy suave y están empapadas de sustancias acuosas que permiten la rápida desaparición de las impurezas.

Estos son sólo algunos tipos de desmaquillantes, pero recuerda que aunque ya podamos encontrar en el mercado desmaquillantes completos (rostro y ojos), debemos desmaquillar nuestros ojos con un desmaquillante especial, debido a la sensibilidad de la piel en esta zona.

Botox para el sudor


Es un tema delicado, pero la sudoración excesiva (hiperhidrosis) puede ser un gran problema para el día a día de muchas personas.

Dicha sudoración es causada por una reacción del sistema nervioso y está fuera de nuestro control, así que no tiene nada que ver con la temperatura externa de nuestro cuerpo como mucha gente cree.
Este problema puede hacer que nos sintamos muy incómodos, no solo por las manchas en nuestra ropa, si no también por el olor intenso que puede producir.

No hace mucho, entre los tratamientos que podíamos utilizar encontrábamos la cirugía, pero estudios recientes han encontrado que el botox es una técnica segura, sencilla, eficaz y alternativa al tratamiento de este fastidioso problema.

El botox paraliza la actividad de las glándulas sudoríparas, cortando así la aparición de sudor.


El tratamiento se realiza vía subcutánea (debajo de la piel). Normalmente, a los dos días el paciente observará como la sudoración comienza a disminuir y en el plazo de una semana notará la drástica reducción del sudor y, a menudo, del olor que lo acompaña.
La duración total del tratamiento es de aproximadamente 9 meses. No es necesaria la hospitalización del paciente.

Algunas de las recomendaciones:

No repetir el tratamiento de forma constante, es decir, una vez realizadas las infiltraciones necesarias debemos descansar una pequeña temporada, así que lo que podemos hacer es programar nuestras sesiones para la época del año que elijamos, como por ejemplo el verano.

Es bueno que la zona del tratamiento “descanse” durante unos días. No realizaremos movimientos bruscos, no masajearemos la zona o no cogeremos peso.

Las estrías


Pensamos que solo las mujeres embarazadas, al aumentar de peso durante la gestación, pueden sufrirlas, pero esto no es así. Ni son solo problemas de mujeres embarazadas, ni los hombres están exentos de padecerlas.

Las estrías se producen por la ruptura de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen creando unas marcas en la zona de la piel donde se haya producido dicha ruptura. Al principio las estrías son de color rosáceo, luego pasan a tener un tono más rojizo y finalmente blanco (parecido a las cicatrices)

Los lugares donde aparecen frecuentemente son:

– Abdomen
– Senos
– Muslos
– Brazos
– Glúteos
– Caderas


Causas, más comunes, por las que aparecen:

– Cambios bruscos de peso
– Herencia
– Cambios hormonales
– Pubertad- Crecimiento
– Piel seca combinada con una alimentación pobre

Cómo podemos prevenirlas:

– Llevar una alimentación equilibrada. Dulces, harinas y otros carbohidratos son útiles sólo en cantidades moderadas y para algunas personas, sólo en muy pequeñas cantidades. Las proteínas de las que se sintetiza el colágeno, los vegetales que contienen vitaminas, caroténidos y otras sustancias útiles, son muy buenas para nuestra salud.
– Usar siempre un buen sostén, que evite el estiramiento de la piel de los pechos.
Evitar cambios bruscos de peso. Aumentos repentinos de peso, incluso bajadas, definitivamente te hará tener estrías
– Beber abundante agua; dos litros diarios es lo recomendable
– Hidratar la piel diariamente. Son muy recomendables cremas con vitaminas A, E o C.