Bronceado perfecto con «Bronze Air Perfection»


Si quieres mantener una piel morena durante todo el año y sin salir de casa, ahora es posible. Sí, sí has leído bien, se acabó eso de gastarnos un dineral en el solarium.

La marca de electrodomésticos Solac ha diseñado una especie de pistola, «Bronze Air Perfection», con la que podrás lucir una piel bronceada de forma homogénea y sencilla en un plis plas.
El aparato expulsa el producto por toda la piel, gracias a su sistema pulverizante, proporcionando un tono uniforme por todo el cuerpo, y sobretodo y lo más importante sin dejarnos ningún tipo de mancha.
Como ventajas destacar que se pueden emplear lociones autobronceantes de cualquier marca que se encuentre en el mercado, facilitando de esta forma su uso.


Como si de un centro de estética se tratara, la pistola viene acompañada de gafas, protector de nariz y guantes de látex para evitar que el producto no entre en contacto con las partes más sensibles de los usuarios, ya que se podrían ver dañadas.

“Bronze Air Perfection” lo podréis encontrar por tan solo 80 euros en cualquier centro comercial.

Depilación con cera


Como ya sabemos, existen varias maneras de llevar a cabo la depilación de nuestro cuerpo: la maquinilla de hoja, depilatorios químicos, las máquinas eléctricas, los métodos de depilación “definitiva” (hablaremos otros días de todas estas) y por último, la que hoy vamos a explicar un poco, la depilación con cera.

Aunque resulta un poco doloroso (depende de lo sensible que tengas la zona), es uno de los métodos de depilación preferidos y uno de los más efectivos.

Tipos de cera:

Caliente: Se debe calentar la cera y extenderla sobre pequeñas porciones de piel y luego se arranca en dirección contraria al bello.
Fría o tibia: Es menos irritante que la anterior y la pueden usar las mujeres que tengan problemas de circulación. El mecanismo y la duración de los resultados son los mismos que con la cera caliente.


Modo de empleo:

Las esteticistas usualmente siguen los siguientes pasos. El procedimiento puede variar dependiendo de la cera usada.

1- Limpiar el área a depilar.

2- Aplicar la cera con espátula de madera y siguiendo la dirección del pelo, ya que si no la aplicamos así, el pelo no se extrae desde la raíz y por lo tanto crece más rápido.

3- Poner sobre la cera una tira de depilación siguiendo la dirección del pelo y masajear para que se adhiera a la cera.

4- Tirar de la tira en dirección contraria al pelo. Mejor un solo tirón para que duela menos.

Importante: acuérdate de verificar siempre la temperatura de la cera antes de aplicar sobre la piel.

Smoky eyes (ojos ahumados)


Es una de las grandes apuestas de la temporada y diseñadores como Ungaro o Salvatore Ferragamo no han dudado en oscurecer todas las miradas.

Atrévete con el maquillaje “ojos ahumados” y adáptalo al tono de tus ojos y cabello, además no hace falta ser una experta maquilladora. ¿Comenzamos?

Tu set:

Sombras 2 o 3 colores. Una es el color del ahumado que tú deseas. Un color café oscuro o negro para crear el efecto ahumado y un tono claro.
Base de sombras.
Delineador, para pronunciar más la mirada.
Mascara oscura que potencie tus pestañas, mejor si es con efecto volumen o espesor.
Pinceles o brochas para aplicar sombras.
Opcional: rizador de pestañas.


Pasos a seguir:

1- Aplica la base de sombras por todo el párpado.

2- Enmarca con el delineador. Sella el trazo. Traza una línea a ras de las pestañas (arriba y abajo) con el lápiz, en el color que prefieras, a juego con la sombra y mejor oscuro (ideal negro). Difumina y sella con la sombra oscura del dúo utilizando un pincel.

3-
Un toque de luz. Abrir la mirada. Lo siguiente es conseguir un punto de luz, con la sombra más clara en el arco superciliar (bajo la zona más alta de la ceja) y, de forma opcional, también en el lagrimal. El efecto conseguido será sorprendente: agranda y abre el ojo.

4- Sube las pestañas. Aplica la máscara de pestañas, mejor con acción volumen, alargadora o con efecto “pestañas postizas”.

¡Atrévete y cuéntanos que tal!

Cómo combatir la celulitis


La celulitis es uno de los problemas que más atormenta a las mujeres sobretodo cuando se aproxima la época estival, ya que es la estación en la que más se luce el cuerpo.

La piel de naranja está formada por unos hoyos que se crean en la piel y pueden aparecer en los muslos, caderas, glúteos y rodillas. Consiste en un trastorno en el sistema circulatorio que hace que se acumulen sustancias de desecho (como la urea o el agua) alrededor de las células grasas. Esto implica automáticamente que aumenten su tamaño. Los factores que la pueden reproducir son muy diversos, pero algunos de ellos son el estrés, mantener una dieta rica en grasa, herencia genética o problemas hormonales entre otras causas.

Para intentar combatirla hay que seguir diferentes hábitos que os explicamos a continuación:

1- Realizar masajes circulares con un guante de crin o con un cepillo hasta enrojecer la piel y aplicar a la vez cremas reafirmantes, reductoras o anticelulítcas al menos dos veces al día, después de ducharse y al acostarse.
Con esta acción estimulamos la microcirculación y mejoraremos el drenaje linfático. Es muy importante la forma con la que se lleva a cabo el masaje, ya que si se hace demasiado suave no conseguiremos ningún efecto. Por el contrario, si aplicamos mucha fuerza podemos perjudicar nuestros vasos superficiales.

2- Llevar a cabo una dieta equilibrada y reducir el consumo de grasas y azúcares es importantísmo al igual que beber mucha agua ya que favorece la eliminación de toxinas y una buena circulación.

3- Practicar ejercicio de forma regular también contribuye a eliminar la celulitis ya que ayuda a disolver la acumulación de grasas y moldear nuestro cuerpo. Es aconsejable hacer bicicleta y caminar.

Cómo aumentar los labios


Los labios son una de las partes más expresivas y sexys del rostro de una mujer. Sin embargo, a la vez, es una de las más frágiles ya que permanecen constantemente expuestos al frío y al calor.

El volumen en ellos provoca una sensación de sensualidad y juventud, cosa que se va perdiendo con el paso del tiempo por la perdida de colágeno.

Hay muchas mujeres que desearían tener unos labios carnosos y para conseguirlo hay varias opciones.

Hoy os explicaremos la más sencilla y natural, únicamente con la ayuda de maquillaje.

1- Primero de todo debes de perfilar tus labios con un lápiz perfilador del color del pintalabios o un tono natural por encima de la línea natural del labio.

2- Con la ayuda de un pincel aplica una primera capa de pintura siempre con colores brillantes y naturales (ayudan a dar luminosidad).

3- Aplicaremos un poco de polvos incoloros sobre la primera capa de pintura.

4- Volveremos a darnos otra capa con el pintalabios y la ayuda del pincel.

Una vez realizados estos cuatro sencillos pasos podrás lucir uno labios sensuales a los que nadie se podrá resistir.

Cejas perfectas: Tipos de cejas


Las cejas no sólo cubren nuestros ojos sino que resaltan nuestra belleza y potencian nuestra mirada. Una simple modificación de su forma o grosor puede cambiar la expresión de nuestro rostro. Te damos algunos consejos para modificarlas según los diferentes tipos de cejas.

Cejas están muy cerca de los ojos: la mirada se entristece y adquiere matices melancólicos. Para corregir ese efecto, sólo tienes que eliminar los vellos que estén debajo de la línea natural de las cejas, con lo que conseguirás que tus ojos estén más despejados y tengan más brillo.

Cejas muy rectas: Tu mirada transmite limpieza, claridad y equilibrado, aunque también endurecen la expresión de tu rostro. Para suavizarlo, quita un poco de vello del centro del ojo y dibuja un fino arco en la parte externa del mismo, verás como consiguen más forma.

Cejas muy separadas: Transmiten imaginación y alegría, aunque crean sensación de debilidad. Para mejorar la expresión, utiliza un lápiz de cejas con el que prolongar la línea de las mismas hacia el centro del ojo.

Cejas con arco puntiagudo: La mirada toma un aire enojado. Si lo bajas un poco al depilártelo suavizará el gesto y la expresión adquirirá un tono más dulce y afable.

Cejas caídas hacia los lados: Dan sensación de tristeza, cansancio y soledad. Es aconsejable acortarlas desde los extremos y subirlas un poco con las pinzas.

Limpieza de cutis


Hoy vamos a describiros los pasos necesarios para obtener una limpieza de cutis rápida y sencilla.

La limpieza facial debería convertirse en una rutina más en nuestras vidas como lo es lavarse los dientes, ya que es fundamental para mantener nuestra piel sana y joven. Si esta acción no se realiza correctamente, todos aquellos productos que se apliquen con posteridad no tendrán ningún efecto puesto que la piel acumula partículas y residuos naturales que provocan la obstrucción de los poros y esto hace que las cremas no penetren en ella.

Productos necesarios:

– Tónico
– Jabón
– Mascarilla
– Leche limpiadora
– Crema hidratante
– Algodón

*Es muy importante elegir la mascarilla acorde con tu tipo de piel, ya sea normal, grasa o seca.


Pasos para una limpieza facial:

1- La primera cosa que debemos realizar antes de iniciar la limpieza de cutis es lavarse las manos con agua y jabón. Una vez realizada esta operación ya estaremos listas para empezar.

2- Cogeremos la leche limpiadora y untaremos nuestras manos con ella. Seguidamente la extenderemos por nuestra cara de forma firme realizando pequeños masajes.

3- Procederemos a lavarnos la cara con abundante agua a temperatura ambiente para dejar la piel libre de toxinas y oxigenarla.


4- A continuación pondremos tónico en un algodón y lo pasaremos por toda la piel. El tónico nos permite retirar las células muertas, favorece la circulación sanguínea, ayuda a cerrar los poros a la vez que nos aporta una sensación de frescura en su aplicación.

5- Una vez la piel esté seca, nos aplicaremos peeling durante unos minutos. Luego lo retiraremos suavemente.

6- El siguiente paso será aplicarnos crema hidratante mediante un suave masaje.

7- Continuaremos nuestra limpieza facial aplicándonos una mascarilla durante unos 20 minutos la cual retiraremos con abundante agua.

8- Por último, volveremos a hidratar la piel con crema humectante para dar a ésta la humedad necesaria para mantenerla siempre joven.