Aliviar las piernas cansadas


La mayoría de las mujeres, al terminar el día, sienten las piernas hinchadas y cansadas, sensación producida por la retención de líquidos que se ha producido durante el día que se acumula en pies y tobillos. Sin embargo, existen ciertos trucos para aliviar y prevenir dicha sensación.

Al terminar nuestra ducha diaria, alternar chorros de agua fría y caliente en las pantorrilas y tobillos, y terminar con un chorro de agua fría. El chorro de agua se dirigirá siempre del tobillo a la pantorrilla, con el fin de estimular la microcirculación. Después, aplicaremos crema hidratante, siempre siguiendo el movimiento ascendente desde el tobillo.

Cuando lleguemos a casa, podemos sentarnos o tumbarnos un rato con las piernas a mayor altura que las caderas, para ayudar al retorno de la circulación venosa. Para mayor comodidad y eficacia de este remedio, podemos probar a echarnos en una colchoneta de yoga o pilates y apoyar las piernas verticalmente contra la pared. Podemos mantener esta postura unos diez minutos y al ponernos de pie notaremos como ha desaparecido la pesadez.

En el trabajo, sobre todo si pasamos muchas horas sentadas delante del ordenador, cada hora podemos hacer unas flexiones de tobillo, moviendo el pie arriba y abajo y girando el tobillo en ambas direcciones, así como andar unos pocos pasos yendo a buscar ese documento que tenemos en la impresora o bajando y subiendo las escaleras a pie hasta la cafetería en lugar de tomar el ascensor.

Es muy importante también hacer deportes como caminar, correr y montar en bicicleta, para lo que podemos usar una estática si no tenemos oportunidad de salir a pedalear en un parque o un carril-bici. Y el consejo más importante: beber mucha agua.

Cuidados naturales para las venas varicosas


Las venas varicosas son un problema estético y médico. Las venas, sobre todo en las piernas, se hinchan ya que no son capaces de impulsar de forma correcta la sangre. Dicha sangre queda atrapada dentro de estas venas y comienza a aparecer ese color violeta en la piel. Las venas varicosas pueden ser muy dolorosas, y aunque hay una gran cantidad de procedimientos médicos que pueden ayudarte a tratar este problema, la mayoría de los expertos en salud siguen insistiendo en que primero se deben probar algunos tratamientos naturales.

Los tratamientos naturales implican la realización de ciertos cambios en la dieta diaria. Además, estos cambios se completarán con la ingesta de algunas vitaminas adicionales y la realización de un programa de ejercicio regular. El objetivo es fortalecer el sistema circulatorio del cuerpo, de modo que la sangre no se “atasque” en las venas.

– Haz ejercicio regularmente
Correr o caminar de manera regular, te ayudarán a no padecer este problema. El ejercicio hace que tu sangre corra más rápido y que las paredes de las venas se fortalezcan. Hacer ejercicio con regularidad, también te asegurará un peso saludable. El exceso de peso significa que tus piernas tienen que soportar más presión de lo normal. Este exceso suele producir las varices.

– Hábitos alimenticios
Una buena alimentación te asegurará no padecer de estreñimiento. El estreñimiento puede agravar el problema de las venas varicosas, porque los esfuerzos pueden ejercer una gran presión sobre tus piernas y tu sistema circulatorio. También se necesitan vitaminas para fortalecer las venas y mejorar la circulación de la sangre, por lo que deberás ingerir verduras y frutas en vez de alimentos procesados.

Tonificar las piernas con ejercicios


Todo el mundo quiere tener unas bonitas piernas. Sin embargo muchas veces olvidamos que también debemos cuidarlas. Tener unas piernas bonitas supone, para algunas mujeres, un sacrificio ya que para tener unas piernas bien tonificadas hay que ponerse en forma. La mayoría de estas mujeres también olvidan la existencia de los muslos y las caderas.

Es importante aprender a tonificar tus piernas con ejercicios de entrenamiento. Para conseguir unas piernas fuertes, es probable que necesites hacer varios ejercicios de fortalecimiento, que puedes realizar fácilmente en las clases de yoga o Pilates del gimnasio que está cera de tu casa. El ejercicio físico que realices también te puede ayudar a la reducción de la celulitis.

Empieza a entrenar: túmbate en el suelo, con la espalda recta. Pon tus manos en suelo. Estira la pierna derecha y flexiona la pierna izquierda colocando el pie perfectamente colocado en el suelo. Mientras exhalas, aprieta el cuádriceps (parte superior del muslo) y presiona la parte posterior de la pierna contra el suelo. Mantenga esta posición durante unos 10 segundos, luego relájate. Repite con la otra pierna. Deberás hacer 10 repeticiones con cada pierna. Esto tonificará los cuádriceps y reafirmará tus muslos interior y exteriormente.

Otro ejercicio: siéntate en el suelo con la espalda recta, y coloca tus manos a los lados. Estira la pierna derecha y dobla la rodilla izquierda (pon el pie izquierdo en el suelo). Exhala y flexiona la pierna derecha. Levanta la pierna estirada aproximadamente un palmo por encima del suelo. Mantén la pierna en el aire durante 15 segundos y luego bájala. Repite con la otra pierna.

Piernas sexys


Casi todas las mujeres quieren tener unas piernas maravillosas. Si tus piernas son bonitas te sentirás más segura a la hora de ponerte una minifalda o unos shorts. Normalmente, las piernas, desde los tobillos hasta la parte más alta deben tener tres pequeños espacios entre ellas: uno entre los tobillos y las pantorrillas, otro entre las rodillas y las pantorrillas y un tercero por encima de las rodillas.

La mayoría de las mujeres no están satisfechas con la forma de sus piernas. Algo muy sencillo para mejorar la forma de tus piernas es realizar ejercicios físicos que te ayuden a mejorar la musculatura de las mismas. De todas formas tienes que ser consciente que cambiar la forma de tus piernas no es muy posible, ya que esa forma es de nacimiento. Lo que puedes hacer es desarrollar la musculatura para que luzcan de forma diferente.


Si tus piernas son gruesas y con un poco de grasa lo mejor para comenzar a tener unas piernas sexys es realizar una dieta junto con ejercicios que te permitan reducir la grasa corporal. Si por el contrario tus piernas son delgadas inicia un programa de ejercicios para tonificar tus músculos.

Cuida tus piernas todo lo que puedas. Después de tomar un baño hidrátalas para mantener la piel hidratada y suave. La sequedad de la piel es poco atractiva. Eliminar el vello de las piernas. Lucir el vello de las piernas es antiestético. Unas hermosas piernas deben estar siempre suaves y sedosas.

Piernas sin varices


Las varices son el resultado de la anormal dilatación o la hinchazón excesiva de las venas de las piernas. Tanto hombres como mujeres son propensos a sufrir este desagradable problema, aunque en mucho más normal que esta se desarrollen en las mujeres. Las varices se producen por diferentes factores, algunos de los más comunes son: herencia, embarazo y la edad.

Independientemente de las distintas causas por las que se producen, puedes intentar evitar el nacimiento de las varices siguiendo algunos de los consejos que hoy te vamos a contar:

1. Mantén siempre una postura corporal correcta. No tuerzas los pies ni mantengas las piernas con posturas forzadas. Plantar de forma correcta el pie relajará la tensión de tus piernas.

2. Evita el mal funcionamiento del sistema circulatorio, que puede causar una mayor presión en las venas de las piernas. Debes mantener una dieta sana.

3. Al sentarte, intenta mantener los pies en el suelo, evitando cruzar las piernas para disminuir la presión en las piernas.

4. Realiza ejercicio físico regular como por ejemplo caminar, correr, ciclismo y natación.


5. Evita estar de pie largos períodos de tiempo.

6. Si estás sentada mucho tiempo, intenta estirar las piernas y rotar los tobillos.

7. Evita tacones demasiado altos sobre todo cuando tu trabajo requiera que estés mucho tiempo de pie.

8. Deja que al llegar a casa tus piernas puedan relajarse un buen rato antes iniciar otra actividad.

9. Al acostarte eleva las piernas entre 10 y 20 cm para que la sangre pueda fluir de forma correcta.

Depila tus piernas con cera


La cera es uno de los mejores métodos para eliminar el vello corporal no deseado. Este método elimina de raíz el pelo, esto produce que la aparición del nuevo pelo sea mucho más lenta y puedas disfrutar de una piel suave durante mucho más tiempo. Si decides depilarte las piernas mediante este método recuerda que la longitud del pelo de tus piernas debe ser al menos de 1 / 4 de pulgada de longitud.

Ten cuidado y si tienes alguna herida, cicatriz reciente o varices en tus piernas no te depiles. Si al realizar el proceso te resulta demasiado doloroso, la próxima vez puedes utilizar otro método como por ejemplo las cremas depilatorias. Estos son algunos consejos que no debes olvidar si vas a realizar tu misma el proceso de depilar tus piernas con cera:

-No tomes una ducha antes de encerar tus piernas. El pelo absorbe el agua que provoca que la cera no se adhiera tan bien y pierda eficacia.

-Elige tu producto. Como ya te hemos comentado en otra ocasión hay diferentes tipos de ceras en el mercado entre las que deberás elegir.

-Lee las instrucciones cuidadosamente.


-Antes de echar la cera sobre tus piernas comprueba la temperatura para que no sufras ningún tipo de quemadura.

-Si es la primera vez que usas la cera, aplícate primero una delgada capa siguiendo la dirección del pelo.

-Coloca la tira de “papel” sobre la cera, y cuando estés preparada tira hacia la parte contraria de donde crece el pelo.

-No tires hacia arriba sino hacia atrás.

-Repite el proceso hasta que se elimine el vello y limpia tu piel con una toallita húmeda.

-Es recomendable que no utilices ropa apretada después de la depilación con cera para que así evites una posible irritación de la piel.

Eliminar varices de las piernas


Las varices afectan más a mujeres que a hombres, son venitas antiestéticas que producen un malestar continuo con picores y pesadez de piernas. Por eso, es conveniente tratarlas de inmediato y que no degeneren en enfermedades relacionadas con un mal funcionamiento del sistema circulatorio.

En general las podemos detectar porque las venas se hacen más gruesas y desiguales. Suelen aparecer en edad avanzada, por permanecer de pie de manera prolongada, embarazo o sobrepeso. Te vamos a explicar algunas de las técnicas para solucionar el problema:

Cirugía clásica: La operación se realiza cuando las venas tienen una dilatación mínima y en invierno ya el frió favorece la hinchazón. Entre las operaciones más comunes está la safenectomía (extracción de la vena safena o fleboextracción).

Eco-Doppler: Técnica ha supuesto una revolución en el mundo del diagnóstico de las varices, ya que también es capaz de detectar otras enfermedades venosas.

La cura CHIVA o Cura Hemodinámica de la Insuficiencia Venosa Ambulatoria: Consiste en conservar las venas varicosas en vez de extirparlas de manera definitiva y así reorganizar de forma controlada el drenaje sanguíneo de los tejidos. Se realiza mediante pequeños cortes y con anestesia local. Solución ambulatoria, solo es necesario volver pra retirar los puntos de sutura.

Endoláser o radiofrecuencia: Técnica que evita la extracción de la vena interna pero, no restauran su funcionamiento, sino que destruyen la vena. Para ello se utiliza una energía térmica de una fuente de láser o de ondas de radio que liberan energía en forma de calor directamente en las venas de manera que al calentarse, se atrofian y quedan completamente selladas.

La escleroterapia: Se emplea en varices de pequeño tamaño y residuales después de una cirugía. El proceso es inyectar una sustancia en las venas a tratar que destruya el tejido.

Crioesclerosis: El procedimiento consiste en inyectar una sustancia química a muy baja temperatura, con el fin de acabar con ellas, quemándolas con el frío.

Las estrías


Pensamos que solo las mujeres embarazadas, al aumentar de peso durante la gestación, pueden sufrirlas, pero esto no es así. Ni son solo problemas de mujeres embarazadas, ni los hombres están exentos de padecerlas.

Las estrías se producen por la ruptura de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen creando unas marcas en la zona de la piel donde se haya producido dicha ruptura. Al principio las estrías son de color rosáceo, luego pasan a tener un tono más rojizo y finalmente blanco (parecido a las cicatrices)

Los lugares donde aparecen frecuentemente son:

– Abdomen
– Senos
– Muslos
– Brazos
– Glúteos
– Caderas


Causas, más comunes, por las que aparecen:

– Cambios bruscos de peso
– Herencia
– Cambios hormonales
– Pubertad- Crecimiento
– Piel seca combinada con una alimentación pobre

Cómo podemos prevenirlas:

– Llevar una alimentación equilibrada. Dulces, harinas y otros carbohidratos son útiles sólo en cantidades moderadas y para algunas personas, sólo en muy pequeñas cantidades. Las proteínas de las que se sintetiza el colágeno, los vegetales que contienen vitaminas, caroténidos y otras sustancias útiles, son muy buenas para nuestra salud.
– Usar siempre un buen sostén, que evite el estiramiento de la piel de los pechos.
Evitar cambios bruscos de peso. Aumentos repentinos de peso, incluso bajadas, definitivamente te hará tener estrías
– Beber abundante agua; dos litros diarios es lo recomendable
– Hidratar la piel diariamente. Son muy recomendables cremas con vitaminas A, E o C.