Elige el fondo de maquillaje


Para saber cual es el tipo de fondo de maquillaje que más se adapta a tu piel tienes que tener la sensación de que, tres segundos después de aplicártela, es tu segunda piel. Esto quiere decir que estás cómoda, que no te deja brillos y que no sientes tirantez. Hay diversas opciones entre las que encontrarás la que mejor va contigo: crema, fluida, compacta y aerosol.

El maquillaje en crema es un fondo denso y que conlleva más tiempo para aplicarla correctamente sobre la piel para que el acabado sea el deseado.

El maquillaje fluido es una crema que proporciona una piel satinada. Como consejo de aplicación, para un efecto natural, es necesario calentar una gotita con las yemas de los dedos y extenderla del mismo modo que si fuera una crema hidratante.

El maquillaje compacto deja la piel flexible y se convierte en perfecto para aquellas que se maquillan con prisas o, bien, para irse dando retoques a lo largo del día. Aunque hay quien piensa que este tipo de maquillajes resecan, también existen especiales para pieles secas.

Por último, el maquillaje en aerosol se pulveriza del mismo modo que un spray, con la ventaja de que no mancha ni el pelo ni la ropa, consiguiendo un resultado muy natural.

Maquillarse según el tipo de ojos


Es importante que toda mujer pueda maquillarse correctamente, combinar los colores y aplicar el tono que cada tipo de piel necesita, es una tarea complicada que requiere de tiempo y dedicación. Si deseas maquillarte bien y sacarte el máximo partido a tu imagen, toma nota de los consejos de esta guia para maquillarse los ojos.

La cara es nuestra carta de presentación, por eso debemos dedicar un tiempo a repasar nuestros rasgos faciales, seguro que descubres cómo potenciar tu belleza. Si tienes unos ojos grandes, tienes que aprovecharte de ello y maquillártelos para que llamen la atención. En caso contrario, si tus ojos son algo pequeños o están muy separados, debes conocer trucos para aprender a disimular esa debilidad con el maquillaje. En definitiva, es fundamental aprender a distinguir el tipo de mirada que tienes, para después poder elegir el maquillaje que más favorezca tu rostro.

Ojos separados: los que se encuentran alejados de la nariz, no son muy comunes entre los occidentales.
Ojos hundidos: crean sensación de tristeza y depresión, por ello es muy importante saber maquillarlos y darles alegría.
Ojos grandes: son los más bonitos porque transmiten sentimientos y confianza, son el reflejo del alma, en este caso el maquillaje debe servir paa potenciar los rasgos.
Ojos pequeños: son los más comunes entre las chicas normales, pero tienen su encanto si se saben maquillar con técnicas correctas.

Todos los utensilios que necesitas para un buen maquillaje es: pincel grueso, pincel alargado, pincel con esponjita, sombras en polvo de diferentes colores, rimmel de pestañas y rizador de pestañas.

Los problemas de la sequedad de ojos


Muchas personas sufren un problema bastante común: sequedad de ojos. Este problema puede tener diferentes grados de severidad. Los síntomas pueden variar y los más normales son molestias ocasionales en el globo ocular y la adherencia de los párpados al despertarse por las mañanas. Con el fin de determinar las posibles causas y el tratamiento, es necesario conocer cuál es la función de la superficie del ojo. Los ojos dependen de las lágrimas para mantenerse constantemente húmedos y así mantener la comodidad y la visión necesarias.

Las lágrimas son las encargadas de repeler los ataques bacterianos contra el ojo. Probablemente, el síntoma más confuso de la sequedad de ojos es la aparición de los ojos excesivamente llorosos. En este caso, se convierte simplemente en agua y carecen de los componentes necesarios para lubricar la superficie del ojo. Parece una contradicción, pero el exceso de lágrimas es un síntoma de la sequedad de ojos y son el resultado de una señal de socorro que te están enviado tus ojos. Otros síntomas son: el dolor en y alrededor de los ojos, sensibilidad a la luz, granitos en el área de los ojos, enrojecimiento o visión borrosa. Causas de la sequedad de los ojos:

– Aire acondicionado u otros ambientes con aire seco
– Alergia
– Procesos naturales de envejecimiento
– La menopausia
– Efectos secundarios de ciertos medicamentos
– Enfermedades y problemas en la estructura de los ojos.

Este problema puede llegar a desembocar en el conocido síndrome de Sjogren. No se puede curar, pero las lágrimas artificiales y las pomadas lubricantes pueden aliviar los síntomas, pero es importante mantener estas aplicaciones de manera regular aunque mejoren los ojos.

El acné y su relación con el azúcar


Según los expertos, lo mejor que se puede hacer para evitar la aparición del acné es mantener una dieta que evite el rápido aumento de azúcar en sangre. ¿Por qué esto es tan importante? Pues bien, esto se debe a que un rápido aumento de azúcar en la sangre provoca una respuesta de la insulina en el cuerpo, lo que provoca una respuesta inflamatoria.

Recuerda: cuando comemos, parte de los alimentos se convierten en glucosa. Estos se van transformando a diferente ritmo. Si consumimos alimentos que se convierten rápidamente en azúcar, estos son considerados proinflamatorios. Los proinflamatorios causan todo tipo de problemas en el cuerpo como consecuencia del rápido aumento de azúcar que se produce en la sangre. Se desencadenará una explosión de la inflamación a nivel celular.

Nunca se te debe olvidar el hecho de que es muy importante tener una piel saludable y hermosa. Es fundamental comprender la relación entre los alimentos que comemos y su efecto sobre los niveles de azúcar en la sangre. Por ahora, casi todo el mundo es consciente de que comer alimentos dulces, como galletas, pasteles y dulces, causará un aumento de azúcar en la sangre.

Desafortunadamente, otras muchas personas no son conscientes de ello. Debemos tener presente nuestro índice glucémico, pero hay otro factor que no debemos olvidar: la cantidad de comida. Si comemos demasiado de una sola vez, aunque la comida sea baja en azúcares, esta causará un aumento de azúcar en sangre. Como siempre, debe prevalecer el sentido común: la moderación en todas las cosas.

Fortalecer la piel del rostro

Con el paso del tiempo la piel de la cara bonita se vuelve más sensible perdiendo elasticidad y brillo, empiezan a aparecer las primeras arrugas. Ahora puedes fortalecer la piel de tu rostro, para que luzca más joven durante años y sin gastar mucho dinero en cremas faciales. Para evitar que la flacidez se apodere de tu rostro o quieres disimular esas líneas de expresión, límpiate el maquillaje y realiza el siguiente tratamiento facial todas las noches:


Llena un recipiente con agua helada, puedes poner cubitos de hielo.


Toma un poco de esa agua en tus manos y lánzatela hacia la cara, como si te estuvieras refrescando.


Mójate la cara unas cuantas veces. La temperatura del agua servirá para que la piel sea más tersa y sin arrugas.


El contraste del frío tonificará tu piel.


Cuando termines, seca la piel con una toalla limpia.


Aplícate agua de rosas directamente en la cara, para que la piel sea más suave.


Realiza un masaje circular alrededor de los ojos con tu crema humectante preferida, aplica con la yema de los dedos dando golpecitos suaves sobre la piel.


Antes de ir a la cama, toma un té verde caliente, ya que contiene antioxidantes que retardan el envejecimiento de la piel, eliminado las toxinas.

Trucos para cerrar los poros abiertos


El tamaño de los poros viene predeterminado en nuestros genes, por el tipo de piel y por los cuidados. Sin embargo, las secreciones naturales de piel se acumulan en los poros porque son obstruidos por las acumulaciones de células muertas y sudor. Luego, una vez que los poros están abiertos, nunca se van a volver a cerrar. Lo importante es mantenerlos poros limpios y disimulados. A pesar de eso, existen trucos caseros de belleza para cerrar los poros dilatados:

• Añadir a la crema para el cutis un chorrito de zumo de limón natural, remover la mezcla y aplicar como mascarilla dejando actuar un rato.

• Mezclar cuajada sin grasa con suero de leche y aplicar como mascarilla durante unos 15 minutos, luego con abundante agua templada.

• Aplicar en el rostro una mascarilla de arcilla. Se deja secar unos diez minutos, se limpia con agua fría y aplicamos crema hidratante.

• Preparar zumo de hojas de lechuga pasándolas por el exprimidor una vez estén lavadas. Dejamos enfriar en la nevera y aplicamos dos veces al día sobre las zonas del cutis con porosidades. Aplicación de diez minutos y lavado con agua fresca.

• Cortar un tomate lavado bajo agua en finas láminas y extender sobre el cutis con poros abiertos. Se deja un cuarto de hora y refrescamos con agua fría.

• Aplicar una mascarilla mezclando clara de huevo batida con poco de aceite de oliva o zumo de un limón. Luego limpiamos la solución con jabón y agua.

Trucos para evitar las ojeras

Las ojeras se pueden disimular aplicando algunos productos descongestivos con recetas naturales en la zona inferior de los ojos.


El té negro o la manzanilla es una bebida refrescante perfecta para atenuar las ojeras. Prepara la infusión, deja enfriar y coloca sobre los ojos con unas gasas o compresas durante unos veinte minutos.


Toma pétalos frescos de una rosa roja, introdúcelos en un recipiente y añade un poco de agua caliente. A continuación, exprime los pétalos con un pañuelo y aplica sobre los párpados durante un cuarto de hora.


Corta unas rodajas de pepino. Coloca el vegetal encima de una gasa, envuelve y aplica sobre los ojos cerrados durante un buen rato hasta que notemos alivio.

Cuidar la piel del cuello


El paso del tiempo se hace notar en nuestra piel, las marcas o arrugas empiezan a aparecer de forma inevitable. Para evitar aspectos estéticos, debemos mantener con firmeza nuestro cuello, una parte que requiere los mismos cuidados que la cara y que debemos cuidar. La piel del cuello y del escote es muy vulnerable a la edad. Es una piel muy fina y que se deshidrata con rapidez, lo que provoca que aparezcan arrugas cruzadas dañando nuestra imagen.

Para estar más joven durante más tiempo, utilizaremos la crema de día y de noche que empleamos para el rostro, también para el cuello y escote aplicándola en suaves masajes circulares sobre la piel. Por otro lado, los famosos tratamientos de protección intensiva a base de aceites esenciales, mejoran mucho su eficacia si se combinan con estimulación láser. La penetración de las sustancias activas es mucho mayor.

Un truco muy utilizado en belleza para que la piel se mantenga tersa y con buen color es aplicar agua a presión durante unos minutos en la zona del cuello, alternando agua fría y caliente. Posteriormente, dar un suave masaje con una esponja vegetal.

Fitness facial


Ya sabemos que la ausencia de arrugas hace que nuestro rostro luzca más joven, así como menos tenso. Debemos conseguir que nuestra piel siempre esté brillante, con un buen tono y lo suficientemente relajada para que parezca más saludable. Hoy en día podemos gastarnos un dineral en intentar conseguir esto, pero también hay algunas formas muy baratas para conservar la belleza juvenil de nuestro rostro.

Una de estas formas es adquirir una rutina de fitness facial, es decir, realizar ejercicios con los músculos de la cara. La idea es similar a la de hacer ejercicios corporales desarrollando los músculos y manteniéndolos tonificados y firmes. En el caso de la cara, el ejercicio de los músculos faciales debe hacerse también con regularidad. Estos ejercicios conseguirán que la circulación de la sangre de la cara también aumente permitiendo a los tejidos de la cara que se repararen más rápidamente.


Frente. Esto suavizará las arrugas de la frente. Coloca tus dedos justo por encima de tu frente. Luego, con los dedos, tira de la piel hacia abajo. Al mismo tiempo, tratar de elevar tus cejas. Repite este ejercicio unas diez veces.

Párpados. Para hacer frente a las patas de gallo, pon los pulgares en las esquinas de los ojos y después cierra los ojos bastante fuerte. Luego, con los pulgares, tira de la piel hacia la frente. Repite este ejercicio varias veces.

Mejillas. Forma una ‘O’ con los labios y trata de empujar hacia delante tan rápido como puedas. Luego suelta la «O» y sonríe de la forma tan amplia como te sea posible.

Labios. Empuja hacia afuera los labios tan lejos como puedas, y luego sonríe. Una vez más, repite varias veces.

Puntos negros y puntos blancos. Diferencias


La presencia de espinillas y puntos blancos en la piel es un problema común para aquellos que se encuentran en la adolescencia. Los adolescentes y jóvenes hasta sus primeros veinte años de edad, son los que más sufren estos problemas, pero nadie está a salvo de las espinillas ni de los puntos blancos (granos de pus), sobre todo aquellos que tiene la piel grasa. Ambos, puntos negros y blancos, son diferentes formas de acné. Todas las formas de acné se consideran trastornos de la piel, y el problema es el mismo; problemas en las glándulas sebáceas y con el “aceite” de la piel.

¿Cuál es la diferencia entre puntos negros y puntos blancos? Un punto negro se produce por la apertura del folículo de forma más amplia de lo normal. Debido a que la apertura es más amplia, el sebo y las células muertas de la piel quedan atrapadas ahí y reaccionan químicamente con el aire, lo que produce la oxidación de la melanina, que pasa a ser de color oscuro.


Por otra parte, los puntos blancos o granos de pus se forman a partir de un folículo piloso que no está abierto y el aire no logra entrar. También se tapan con sebo y células muertas de la piel, pero la falta de exposición al aire no conduce a la oxidación de la melanina, por lo que el grano se queda atascado y su color es blanco.

Liberar la piel del acné, lleva su tiempo, hay que esforzarse y ser constante. Intenta lavar tu cara dos veces al día con un jabón suave o especial para el acné y comenzarás a notar resultados.