Cejas escasas


Según muchos expertos en maquillaje, muchas mujeres necesitan “rellenar” sus cejas como parte de su rutina diaria de belleza. Este puede ser un problema de nacimiento (nacen con cejas poco pobladas), o también se puede deber a un exceso en la depilación de las mismas. Si este es tu problema, aquí tienes unos consejos que te ayudarán a “poblar” tus cejas. Para rellenar tus cejas necesitarás: un lápiz, polvos y un cepillito.

– Selecciona un lápiz blando (los lápices duros suelen tener demasiada cera), que sea un tono más claro que tus cejas y un polvo que coincida con el color de las mismas.

– Preparación de las cejas. Péinalas con un cepillito. Puedes utilizar el de tu rímel limpiándolo antes.

– Utiliza el lápiz para “rellenar” los lugares más escasos con movimientos cortos. Debes aplicar el lápiz en la dirección del crecimiento del pelo. La clave aquí, no es crear una línea definida, sino hacer que las zonas pintadas parezcan pobladas de pelos. Tenga cuidado no pintes demasiadas zonas y no te dejes unas cejas demasiado amplias.

– El lápiz que adquieras debe de ser muy suave, pero si finalmente no lo encuentras tan blando, calienta la punta con tus dedos.

– Cepilla el polvo a lo largo de las cejas. Este quedará adherido al lápiz. También permitirá que la mezcla de color resultante sea mucho más natural.

– Puedes intentar utilizar dos colores; el primero de ellos se aplicará en la zona central de las cejas, mientras que el segundo color (tono más oscuro) en la zona final.

– Comienza a cuidar tus cejas con aceite de ricino, el cual, conseguirá mantenerlas en perfecto estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *