Claves para quemar grasas


Contra la creencia habitual, un ejercicio de gran intensidad no es el mejor aliado para eliminar la grasa que se acumula en nuestro organismo. Para logarlo son mucho más efectivos los ejercicios de resistencias, es decir, aquellos en los que se realiza un esfuerzo de intensidad media pero mantenido en el tiempo.

Esto se debe a que, cuando comenzamos a hacer ejercicio, lo primero que quema el organismo es la glucosa. Es veinte minutos después cuando nuetro organismo comienza a quemar las grasas, combustión que continúa aunque hayamos terminado el ejercicio. Por ello, si elegimos un deporte para ayudarnos a adelgazar, debemos escoger uno que su intensidad sea tal que podamos realizarlo durante al menos treinta minutos. No sirve de nada hacer un entrenamiento draconiano y terminar cansadas a los quince minutos.

Este tipo de ejercicio de alta intensidad nos lleva a otros errores. No sólo no hemos perdido un átomo de grasa, sino que nos hemos agotado, deshidratado y además nos ha entrado hambre, ya que el organismo nota que ha descendido el nivel de glucosa y nos pedirá alimentos ricos en azúcar. Por el contrario, si realizamos un ejercicio moderado, como caminar a paso rápido, montar en bicicleta, nadar, no sentiremos fatiga ni hambre inmediatamente después de terminar el entrenamiento.

Por lo tanto, lo mejor es realizar un ejercicio que dure entre treinta y cuarenta y cinco minutos y hacerlo de forma regular, mínimo unas tres veces por semana, ya que de nada sirve tampoco hacer un día cuatro horas de ejercicio y el resto nada. Sólo con andar a paso rápido una hora al día quemamos 300 calorías, lo que nos puede ayudar a nuestra pérdida de peso. Además, el ejercicio hará que aumente nuestra masa muscular, con lo cual se elevará nuestro metabolismo y quemaremos más calorías incluso estando en reposo.

Consejos, Cuerpo,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *