Combatir el estancamiento en las dietas


Después de unos meses a dieta, suele suceder que la pérdida de peso inicial comienza a ralentizarse y perder eso kilos de más comienza a hacerse más dificultoso, llegando incluso a períodos en los que, para nuestra desesperación, la báscula no se mueve ni un milímetro. El problema no es de la dieta, ni que nosotros no lo estemos haciendo bien, sino que el cuerpo se acostumbra con el tiempo a un mismo tipo de alimentación y la reacción producida al inicio de la dieta comienza a desaparecer.

Pero no desesperes. El estancamiento es una fase y como, tal, se supera. Aquí te mostramos como ayudarte a continuar adelgazando:

Si estás siguiendo alguna dieta muy estricta, permítete algún capricho. El fin de semana es un buen momento para hacerlo y comerte ese plato de pasta a la carbonara o ese donut con el que llevas soñando tiempo. Pero cuidado, no caigas en la tentación del “ya que me he comido el donuts….” y mandes al traste todo el esfuerzo anterior. Recuerda que estamos intentando salir de la fase del estancamiento. La idea es tomar un tipo de alimento que nuestro cuerpo hace tiempo que no metaboliza. De ese modo estimularemos el metabolismo.


Cambia tu rutina de ejercicio
. Si andas, nada. Si corres, haz bicicleta. El cuerpo, como nosotros, se acostumbra a la rutina y debemos despertarle para que reaccione.

Aumenta la ingesta de líquidos, y trata de cambiar tu menú. Si, por ejemplo, por la noche tomas carbohidratos y proteínas, cambia los primeros por verduras y tómalos al mediodía. Experimenta y observa tu cuerpo. Introduce nuevos alimentos en tu dieta, sin que eso suponga un incremento calórico y varía todo lo que puedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *