Cómo lograr una piel espectacular


A veces, por muchas cremas, sérums y otros productos para cuidar la piel del rostro que nos apliquemos, no logramos tener esa piel suave, sana, luminosa y espectacular que todas buscamos. Y esto se debe a que, aunque el uso de cremas y otros productos es necesario para aportar belleza y juventud a nuestro cutis, no van a ser efectivas cien por cien si no tenemos en cuenta otra serie de hábitos que tienen gran incidencia en la belleza de nuestra piel.

Mantén el estrés a raya: La mayoría de dolencias dermatológicas, como el acné, la rosácea, etc., son debidas a un exceso de ansiedad que nuestro cuerpo refleja de ese modo. Para evitar esto, debes dedicar todos los días unos minutos a relajarte, intentando que el estrés de la vida diaria no te supere. Manteniendo a raya el estrés notarás como tu piel está mucho más suave y luminosa.

Duerme lo suficiente: Dormir poco una noche no resulta problemático para nuestra piel, pero resulta diferente si hacemos de la falta de sueño un hábito. Durante el sueño nuestros músculos faciales se relajan, lo que permite un aumento del riego sanguíneo que va a mejorar el aspecto de nuestro cutis. Además es cuando se produce la renovación celular, estimulándose la producción de colágeno y elastina. Por ello, si no dormimos lo suficiente además de restar belleza a nuestra piel, tendremos garantizadas ojeras y bolsas bajo los ojos que después nos será muy difícil disimular.

Elimina los malos hábitos para con tu piel, como tomar bebidas alcohólicas, fumar o tomar el sol en exceso. El alcohol y el tabaco hacen que aumente el nivel de radicales libres, que acaban dañando y envejeciendo tu piel. Para evitar esto no dudes en utilizar cremas con retinol y en consumir frutas y verduras con alto contenido en antioxidantes.

Piel,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *