Cómo perder peso este verano

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Llega el verano, el buen tiempo, las vacaciones, el calor, el tiempo para disfrutar con la familia, las ganas de salir a la calle con menos ropa, el mar, la piscina, momentos de descanso y de ocio, salir con los amigos, disponer por fin de tiempo al aire libre. Pero para disfrutar de todas estas cosas muchas veces queremos bajar de peso rápidamente para poder usar la misma talla de bañador (o alguna menos) que la que llevábamos el verano pasado. Entonces llegan las dietas apresuradas, los ayunos, el ejercicio sin descanso y cualquier otra actividad que nos permita reducir esos kilos que nos sobran en poco tiempo. La misión parece casi imposible, pero nosotras podemos.

Para ayudarte en este complicado objetivo, toma nota de estos consejos que te ayudarán a mantener la motivación durante estas semanas:

Establece metas que se puedan conseguir: Intenta ser realista porque eso te ayudará a mantener el programa que has iniciado hasta el final y a no desmotivarte en el camino. Si te marcas metas difíciles de conseguir, la probabilidad de que fracases será muy elevada. Te recomendamos que te pongas unas metas algo menos ambiciosas y las cumplas. Mejor perder tres kilos, que intentar perder diez desmotivarse al ver que no lo logramos.

Deja el traje de baño a la vista: Compra el traje de baño de la talla que quieres y déjalo en un lugar en el que puedas verlo todos los días, así tendrás presente que haces un esfuerzo para poder ponerte ese traje de baño cuando empiece a salir el Sol.

Hazte un diario para controlar el peso y la dieta: Anota siempre todos tus progresos, por ejemplo la cantidad de centímetros o kilos que has ido perdiendo. Seguro que te va a motivar escribir de tu propio puño y letra la grasa que vas perdiendo. Te aconsejamos pesarte una vez al día o cada dos, pero compara sólo los resultados de semana en semana.

Pon una foto tuya a la vista para reflejar cómo te gustaría verte. Por ejemplo, un buen lugar en el que puedes poner esa foto es la nevera. De ese modo, cada vez que te acerques a la nevera a picar alguna cosa, recordarás que no te conviene para bajar tripa.

Poco a poco: No hay prisa, entiende que esto no es algo que e consiga de un día para otro, ya que es imposible lograr bajar de peso en pocos días sin poner en riesgo tu salud. Empieza poco a poco, pero con tiempo para cumplir, tanto con los hábitos de alimentación saludables como con los ejercicios.

Saltarse la dieta no es un fracaso, ten en cuenta que algunas veces no cumplirás tu dieta porque a lo mejor vas a comer o cenar fuera de casa. Mantener una dieta estricta todos los días es muy difícil. Lo importante no es hacer excesos.

Concédete premios: Mantener una dieta exige mucho, por lo que a medida que vayas consiguiendo tus objetivos, date a ti misma un premio. Pero es importante que estos premios no estén relacionados con la comida. Hay que evitar las tentaciones.

La dieta no sólo durante el verano: Intenta mentalizarte de que bajar de peso no lo haces sólo para el verano, lo ideal es que incorpores esos hábitos saludables en tu estilo de vida. Si lo consigues, ya nunca sufrirás por adelgazar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *