Cómo tener el escote bronceado


Con la llegada del verano casi todas las mujeres tienen la necesidad de cuidar su piel para que se vea radiante cuando vaya a la playa o se ponga un vestidito corto. Una de las zonas que más se lucen cuando hace buen tiempo es el escote que, con un tono bronceado, llena de sensualidad a toda mujer. Para tener un escote bronceado te damos unos consejos prácticos para que puedas lucir una delantera radiante.

Lo primero es aplicarte un exfoliante, pero es importante que sea suave, ya que en esa zona la piel es muy delicada. El primer paso para lograr el escote perfecto es la exfoliación para facilitar facilita la renovación celular, limpia las impurezas de la epidermis y devuelve brillo normal. Lo recomendable es exfoliarse una vez por semana con suavidad.

Por otro lado, si deseas mostrar una piel satinada, un truco muy bueno es mezclar unas pocas cucharaditas de azúcar con igual cantidad de agua tibia. Aplica la mezcla entre tus senos y masajea con leves movimientos circulares. El resultado es una piel muy sedosa.

Tampoco debes olvidarte de la hidratación, algo fundamental para que la piel no se reseque y conservar la elasticidad de la propia dermis, para ello es necesario hidratarla todos los días. Lo ideal es masajear en sentido circular para que penetre bien, comenzando por la parte inferior de los pechos y subiendo lentamente hasta el cuello.

La exposición prolongada a los rayos del sol provocan el envejecimiento precoz de la piel del escote, especialmente si la protección es insuficiente. Para no tener estos problemas que son evidentes con el paso de los años, utiliza crema solar de índice elevado (superior a 40) y renueva regularmente la aplicación después de cada baño.

Finalmente, si eres muy blanquita te sugerimos utilizar autobronceadores, que garantizan una piel dorada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *