Consejos para evitar el “picoteo”


Cuando decididmos ponernos a dieta para eliminar esos kilitos que nos sobran, uno de los obstáculos que más difícil hacen cumplir nuestro plan de alimentación es el picoteo. Lo hacemos entre horas, casi automáticamente y ni siquiera lo consideramos comer, pero puede arruinar nuestro esfuerzo y hacer que tiremos la toalla. Aquí te dejamos algunos trucos para que puedas evitar picotear entre horas:

Haz cinco comidas diarias. Cuanto más tiempo dejes entre comida y comida, más tentación tendrás de coger esa patata frita de la bolsa que se está comiendo tu compañera o de comprarte una bolsa de golosinas. Por ello, lo ideal es que no pasen más de tres horas entre comida y comida. Pero recuerda que las comidas deben ser ligeras y equilibradas.

No te saltes el desayuno. Si sales corriendo de casa con sólo un café bebido, no tendrás energía suficiente para afrontar la mañana. Si eres de las que te levantas sin hambre, prepara algo de fruta o una barrita energética en una bolsita para tomarlo en tu trabajo y no dejarte tentar por las máquinas dispensadoras.

Bebe mucha agua. Aparte de ayudarte a eliminar líquidos, el agua produce sensación de saciedad. Si se te hace muy cuesta arriba, bebe infusiones.

No tengas “tentaciones” en la nevera. Si tienes hijos, guarda los bollos, el chocolate y las “chuches” en un armario que esté fuera de tu vista para que te sea más fácil no acordarte de ellos y no caer en la tentación. Recuerda que porque tú estés a dieta no tienen que estarlo los demás.

– Finalmente, como decía Oscar Wilde, “lo mejor para superar la tentación es caer en ella”. Así que, si no puedes dejar de pensar en el chocolate, o en patatas fritas, cómete una ración pequeña y compénsalo en la siguiente comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *