Crema casera para atenuar las cicatrices

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Tener cicatrices en cualquier parte del cuerpo es algo muy difícil de sobrellevar para muchas mujeres, no sólo desde el punto de vista estético, debido a que las marcas permanecen rosadas y oscuras durante muchos años, sino también desde el punto de vista psicológico, ya que cuando son muy visibles, pueden generar complejos que a veces son difíciles de superar.

Esta crema que te detallamos a continuación no sustituye a otros tipos de tratamientos tópicos que te recomiende tu dermatólogo, pero es muy útil para atenuar el color rosáceo de las cicatrices, y las irá eliminando gradualmente, disimulándolas poco a poco.

Los ingredientes que necesitarás para prepararla son los siguientes: una cucharada de leche semidesnatada, una cucharada y media de harina de trigo, una cucharadita de agua de rosas y unas gotas de zumo de limón.

Mezcla todos los ingredientes en un cuenco hasta lograr que la pasta que se forma tenga una consistencia suave. Aplícala sobre la piel durante como mínimo durante unos veinte minutos y después lávate con agua tibia hasta lograr que desaparezca totalmente. Si tienes tiempo, puedes mantenerla sobre el rostro durante una hora, pero si no dispones de mucho tiempo libre, con veinte minutos será efectiva.

Repite el tratamiento tres o cuatro veces a la semana durante un año y observarás que, poco a poco, la cicatriz se irá suavizando hasta volverse casi imperceptible.

Algunas personas sustituyen el agua de rosas por rosas molidas o algunas gotitas de aceite esencial natural de rosas. Puedes elegir el que más te guste, ya que las tres fórmulsa servirán para embellecer tu piel y disimular la cicatriz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *