Cremas naturales para lograr unas piernas suaves


No siempre resulta fácil mantener la piel de las piernas tan suave como nos gustaría. La mayoría de nosotras utilizamos una crema o leche corporal para conseguir esto, pero no siempre encontramos la que es realmente adecuada para nuestro tipo de piel.

Para evitar estos inconvenientes y que puedas presumir de unas piernas realmente suaves y con ello bonitas, te mostramos aquí algunas cremas naturales que te ayudarán a lograrlo en pocos minutos:

Crema de aguacate y plátano: Es muy sencilla, ya que sólo vas a necesitar un plátano y medio aguacate. Pela el plátano y colócalo en un recipiente. Aplástalo con el tenedor. Corta un aguacate por la mitad, quítale el hueso, extrae la pulpa y mézclala bien con el plátano, hasta lograr una crema sin grumos que puedas extender con cierta facilidad. Cuando la tengas aplícala sobre la piel de las piernas y déjala actuar durante veinte minutos. Pasado este tiempo ya sólo tienes que retirarla con una toallita de papel absorbente. Esta crema es también perfecta si tienes la piel sensible.

Bicarbonato: Mezcla cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio con agua tibia en cantidad suficiente para lograr una pasta moldeable. Aplícala sobre las piernas una vez a la semana, especialmente si tienes tendencia a tener vellos encarnados después de la depilación. No sólo te ayudará a eliminarlos, sino que dejará tu piel como la seda.

Aceite de almendras: Este aceite es perfecto para hidratar tus piernas de forma natural, y además te ayudará a eliminar el cansancio y la hinchazón de piernas y tobillos. Sólo tienes que aplicártelo todos los días después de ducharte, ya que la piel limpia hará que penetre más fácilmente. Aplícatelo con un suave masaje ascendente, siempre desde los tobillos hacia los muslos, y en pocos días comprobarás los resultados.

Piernas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *