Cuidado del cabello en verano


Nuestro cabello es una de las partes de nuestro cuerpo más castigadas en verano, ya que el sol reseca y desvitaliza el pelo, maltrata el color, el volumen y el brillo, con lo cual su aspecto se vuelve apagado, lo cual se hace más notorio si llevamos el pelo teñido, con mechas o permanentado. Para evitarlo sólo hay que seguir unos cuantos consejos:

Si tu pelo es seco, es necesaria un hidratación extra en los meses de verano. Por ello debes utilizar protectores solares nutritivos que te ayuden a combatir la deshidratación a la que el verano somete a tu cabello.

Con el sol el color del cabello se aclara, algo que se ve especialmente en los niños, cuyo cabello se aclara antes que el de los adultos. Es un efecto que resulta favorecedor para quienes tienen el cabello castaño o rubio natural, pero que puede hacer que los tonos oscuros se vuelvan pajizos. Lo mejor para evitarlo es utilizar protectores solares de color o, por qué no, sombreros y gorras, pero siempre con el cabello seco.

Para evitar dañar el cabello cuando nos lo cepillamos húmedo en la playa, deberemos incluir en el neceser un acondicionador sin aclarado, ya que el pelo húmedo se rompe con facilidad. En cuanto al peine, lo mejor es utilizar uno de púas anchas, separadas y con las puntas redondeadas.

Es imprescindible lavarse el pelo todos los días para limpiar la sal y la arena, y se debe lavar con agua tibia. Es una buena idea aprovechar el calor y dejar que el pelo se seque al aire libre. Cuando salgas de la piscina debes aclararte el cabello para eliminar el cloro.

Si tu cabello está muy estropeado, no dudes en utilizar sérums o mascarillas que le devuelvan vitalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *