Cuidar las manos


Las manos son la parte del cuerpo que más utilizamos: escribimos, cocinamos, hacemos pesas, nadamos… eso hace que estén expuestas a todo tipo de agentes y agresiones externos, que las pueden dañar y hacer desaparecer su encanto, ya que, como todas sabemos, unas manos bonitas y cuidadas son una buena carta de presentación.

Por ello, aquí te presentamos unos consejos para cuidarlas:

– Mantenlas siempre hidratadas, sobre todo en invierno. El agua, el frío, los jabones o los productos químicos irritan y resecan la piel de nuestras manos. Por ello es conveniente hidratadas con una crema adecuada tanto para tu tipo de piel como para la actividad que realizas con ellas, ya que, si trabajas con tus manos, necesitarás una crema con mayor hidratación. Pero no sólo las hidrataremos por fuera, sino también por dentro, bebiendo agua y zumos que nos ayuden a mantener el equilibrio hídrico de la piel.

– Utiliza guantes si lavas ropa a mano. De este modo las protegerás contra los agentes químicos y prevendrás reacciones alérgicas como eccemas o dermatitis producidas por dichos productos. Cuando hagas la limpieza en casa, utiliza guantes de látex que se adaptan a tus manos y no te restan movilidad. Así lograrás evitar la formación de roces y grietas que, aparte de antiestéticos, pueden resultar dolorosos.

– Baña tus manos. Disuelve en un recipiente agua templada una cucharada grande de salvado de avena y otra de aceite de oliva o de almendra. Introduce las manos durante 10 minutos en la mezcla y utiliza después una toalla suave para secarlas. De este modo las cuidarás y las relajarás.

– Cuando te laves las manos, procura hacerlo con agua templada y acuérdate siempre de secarlas bien después de lavártelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *