Depilaciones definitivas o de larga duración


Con la llegada del buen tiempo, nos podemos ropa escotada y corta, pues el calor lo requiere. Para ello, es imprescindible tener una piel tersa y libre de vellos. En la estética actual lo que se busca es un cuerpo completamente depilado, especialmente en las mujeres. Antes de elegir la mejor depilación importante que tomes en cuenta algunos conejos.

Lo más rápido y económico es rasurarse con la tipica cuchilla. Esta técnica corta el pelo al nivel de la capa más externa, lo que provoca que crezca rápidamente. Otra alternativa es la depilación eléctrica, son aparatos que arrancan los vellos con pequeñas pinzas. Si buscas un método que no duela, las cremas depilatorias son la mejor solución, pero el vello vuelve a salir a los pocos días. Mientras que la cera, es temida porque piensan que es dolorosa, pero es de las más duraderas dependiendo de las características del área depilada.

Pero cada día hay más oferta de tratamientos para depilaciones definitivas o de larga duración. Suelen ser bastante más costosos que los otros métodos, pero mucho más efectivos Si te interesa debes ponerte en manos de profesionales acudiendo a un lugar especializado y con personal calificado.

Electrólisis o depilación eléctrica
Se trata de un método definitivo y se realiza con una aguja que se canaliza por el folículo piloso hasta la base del pelo, donde se transmite corriente eléctrica. El objetivo aquí es la eliminación de la papila y de las células que son capaces de renovar el folículo piloso. Es una técnica progresiva, por lo que una sola sesión no basta para eliminar el pelo de forma definitiva. Las sesiones necesarias dependen de las características de cada persona. Puede ser un procedimiento doloroso, por lo que suele usarse un poco anestesia. Debido a que es un sistema lento se aplica en zonas pequeñas.

Luz intensa pulsada o fotodepilación
A través de un filtro de cuarzo se emite un flash de luz intensa que es absorbida por la melanina que se encuentra en el bulbo y en el tallo del vello. De esta manera se destruyen los folículos pilosos impidiendo su nueva aparición y manteniendo la epidermis intacta. Se usa en cualquier parte del cuerpo, hasta en las más sensibles como las areolas o las ingles y es prácticamente indoloro. La eliminación de las vellosidades con este método es progresiva, por lo que una sola sesión tampoco es suficiente. La cantidad de sesiones depende del color del vello y la zona a tratar.

Láser
El láser emite una longitud de onda que es absorbida por la melanina, calentándola hasta producir la destrucción de la matriz y el folículo piloso, lo cual provoca que ya no vuelva a crecer el pelo en este lugar. No requiere aplicación de anestesia y se hace en tan solo unos minutos. Cuando se produce el disparo en la zona tratada se puede notar un poco de calor, pero muy suave. También requiere varias sesiones. La efectividad del tratamiento depende del color del vello y de la piel. La depilación por láser está contraindicada en personas bronceadas por el sol, en quienes están siguiendo tratamientos con antibióticos y en individuos con canas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *