Depilar las cejas con cera


La depilación con cera es un método fácil y rápido de eliminar el exceso de vello de cualquier parte del cuerpo. Aplicarlo sobre las piernas resulta bastante sencillo, pero es más complicado cuando queremos depilar partes como las cejas, ya que, por su ubicación y su forma, necesitan un cuidado especial a la hora de realizar la depilación. Aquí te dejamos algunos consejos para lograr que tu depilación sea perfecta:

– No te depiles las cejas cuando tengas la menstruación, ya que la piel está mucho más sensible y la depilación resultará más dolorosa.

Cepíllalas antes de depilarte. Lo ideal es utilizar un cepillo de dientes viejo que ya no uses y cepillar las cejas con él, para ver su forma original. De ese modo será mucho más fácil depilarte las cejas.

Dibuja el contorno de la ceja: Marca con un lápiz los extremos donde las cejas comienzan y terminan y marca también el arco que te va a servir como guía para aplicar la cera.

– Cuando te apliques la cera, utiliza poca cantidad. De ese modo evitarás que la cera te gotee sobre otras partes de la cara. Presta mucha atención a los ojos, ya que debes evitar todo contacto con la cera.

Debes aplicarla siempre en el sentido del vello. Espera a que se enfríe y entonces tirar para eliminar la cera.

Si cuando te has terminado de depilar te das cuenta de que algún queda algún vello en la parte depilada, no tienes más que utilizar una pinza para eliminar ese vello sobrante. Después puedes aplicarte agua de té sobre la zona donde te hayas depilado, con lo cual calmarás la irritación de la piel y bajará la rojez antes de lo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *