Desmaquillante casero


Tanto si te has quedado sin crema desmaquillante como si los productos específicos para ello que encuentras en las tiendas no le sientan bien a tu piel, o si quieres ahorrar un poco de dinero en el cuidado diario de tu piel, te proponemos desmaquillantes caseros que podrás hacer tú misma y que te proporcionarán excelentes resultados:

– Mezcla un huevo, una cucharadita de azúcar y una taza pequeña de aceite de oliva. Mézclalo todo bien y, cuando obtengas una pasta, aplícatela en la cara y utilízala como lo harías con tu crema desmaquilladora. La ventaja de esta mezcla es que puedes preparar más cantidad y guardarla en un tarro de cristal para utilizarla más tarde, pero recuerda que debes conservarla en un lugar fresco y no más de dos o tres días.

– Mezcla dos cucharadas de aceite de lecitina de soja con dos cucharadas de almendras y bátelo hasta que se haga una pasta homogénea. Después añádele unas gotas de limón.

– Pela dos albaricoques y córtalos en trocitos. Colócalos en un mortero y aplástalos bien, mientras les añades leche hasta formar una crema líquida. Aplícalo en la cara y, pasados unos minutos, retira la mezcla con un algodón.

– Corta cuatro fresas en rodajas finas, haz una pasta como con los albaricoques a la que añadirás leche o yogur. Para aplicarla y retirarla, sigue el mismo procedimiento que con el desmaquillante de albaricoque.

– Si no tienes tiempo o ganas de preparar una de estas mezclas, otra solución casera es la leche entera. Moja el algodón en leche tibia y aplícatelo por todo el rostro.

– Después de usar cualquiera de estos desmaquillantes, lávate la cara con agua tibia y sécatela bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *