Blanqueadores para unos dientes blancos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Para muchos, tener los dientes blancos, se convierte en un verdadero reto. El cepillado diario con pasta de dientes debe ser diario pero muchas veces, esto no es suficiente. Con los años se va produciendo una decoloración que puede hacer desaparecer el brillo de tu sonrisa. Finalmente, muchos deciden someterse a un tratamiento blanqueador es su dentistas habitual.

Antes de someterte a un tratamiento de este tipo, debes tener algunos conceptos claros. Los fluoruros sólo son necesarios para prevenir las caries y no tienen nada que ver con el blanqueamiento de los dientes. Lee atentamente los ingredientes de tu pasta de dientes habitual y busca si contiene alguno de los dos principales agentes blanqueadores: el bicarbonato de sodio o el peróxido.

Debes tener cuidado, ya que por ejemplo, el bicarbonato de sodio tiene una acción abrasiva que “raspa” la capa exterior de los dientes para quitar las manchas. Es por esto que no es nada recomendable para aquellas personas que tienen problemas con su esmalte. El peróxido, tiene un gran efecto blanqueador y podrás ver los resultados en unas semanas. Si tienes los dientes sensibles, no es nada recomendable.

Lo que puedes hacer es utilizar pastas dentales específicas para el blanqueamiento por la mañana y utilizar una pasta específicamente destinada a tratar la sensibilidad por la tarde. De esta forma, aunque tus dientes sean sensibles, podrás blanquear tus dientes de una manera sencilla. En muchos casos, la decoloración de los dientes puede deberse al desgaste del esmalte natural, así que antes de someterte a ningún tratamiento milagroso, habla con tu dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *