Diferentes tipos de masajes


Un buen masaje puede curar tus dolores de cuello o de espalda, pero también puede hacer que te sientas mucho más guapa. No hay nada mejor que un buen masaje que te ayude a relajarte. La sangre circula mucho mejor y esto ayuda a que tu piel se mantenga firme y relajada.

El masaje se realiza en zonas del cuerpo de manera superficial. Algunas de las técnicas para dar masajes se basan en el movimiento de los dedos acariciando, amasando y frotando la zona que nosotros queramos. Estos métodos ofrecen una estimulación física y emocional. Hay ciertos masajes que necesitan técnicas especiales al igual que un seguimiento constante (por ejemplo, masajes linfáticos). La elección de un aceite adecuado es fundamental para dar un buen masaje. Existen un gran número de masajes. Algunos de los más conocidos son:


Shiatsu-es uno de los masajes japoneses más conocidos. Durante su realización los dedos realizan la presión necesaria en la zona de los meridianos de acupuntura. Los puntos de presión se mantienen entre 2 y 8 segundos. Este ayuda a recuperar el equilibrio corporal y a mejorar el flujo de energía.

Acupresión-este se basa en la teoría tradicional china de los meridianos puntos de acupuntura donde se realiza una fortísima presión para estimular el flujo de energía o chi.

Sueco-este se basa en cinco golpes y sus diferentes variaciones.

Neuromuscular-busca el equilibrio del sistema nervioso.

Tui Na y Jin Shin Do son otros dos tipos de masaje.

Es importante recordar que los masajes no tienen por qué ser beneficiosos para todo el mundo. Por lo tanto, es importante pedir la debida orientación de un experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *