Disimular defectos del rostro con el peinado


Todas tenemos alguna parte de nuestro rostro que no nos gusta demasiado. Sin llegar a sentirnos acomplejadas por ella, la realidad es que no nos gusta que se vea demasiado o que, al menos, sea el centro de atención de todas las miradas. Sea cual sea esa parte de tu rostro, hay muchas formas de corregirlas y en el peinado tienes una de ellas. Aquí te dejamos algunos trucos:

Frente muy grande o muy pequeña. Sin duda alguna, tu aliado es el flequillo, ya que disimula muy bien la frente. Un flequillo que sea delgado y de corte redondeado te puede ayudar a resaltar tu mirada, desviando la atención de la frente.

Nariz grande. Aunque quizás creas lo contrario, lo mejor es llevar el rostro lo más despejado posible, con un flequillo lateral y un liso o ligeramente ondulado. Cuanto más simple sea tu peinado mejor disimularás tu nariz.

Papada. Para disimularla no hay nada como un corte de pelo a capas, de modo que haga una suave curva que vaya hacia dentro de la barbilla y se extienda a lo largo del cuello para que no se note tanto. Ten cuidado de que caiga sobre el cuello de forma natural, de otro modo será demasiado llamativo.

Boca muy grande o boca muy pequeña. Si tienes la boca pequeña, lo ideal es disminuir visualmente el tamaño de la barbilla, lo que lograrás con un corte de pelo cuadrado que rodee el contorno de la cara. Si por el contrario tu boca es grande, debes cargar el peinado en la frente, dejando más volumen en la parte de arriba y desfilando las puntas hacia abajo.

– No intentes taparte la cara con el pelo, algo muy común entre las adolescentes, ya que en lugar de disimular más el problema, llamará más la atención.

Peinados, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *