El milagro antiarrugas: Strivectin SD


La crema Strivectin antiarrugas fue un descubrimiento casual que promete una revolución en el tratamiento de las arrugas.

En un principio se creó para eliminar las estrías de la piel. Cuando se fabricó el primer lote, se distribuyó entre empleados, familiares y amigos, con el objetivo de recibir las primeras impresiones del producto.

La crema, empaquetada en un envase provisional, se etiquetó únicamente como “crema de uso tópico” y aunque se distribuyó como crema anti-estrías, muchos usuarios se confundieron y comenzaron a utilizarla como crema hidratante para la cara.

Pronto, comenzaron a recibirse las primeras impresiones sobre la crema strivectin, y el mensaje más habitual era “parezco 10 años más joven”, o “mis arrugas en la frente han desaparecido”.

Claramente, los usuarios estaban obteniendo resultados, aunque los fabricantes de la crema no podían explicar científicamente las propiedades antiarrugas de la crema strivectin. Hasta que en julio del año 2002, , se publicaron los sorprendentes resultados anti-arrugas de un oligo-péptido, llamado Pal-KTTKS, resultados muy superiores a los del Retinol o la vitamina C. Y este oligo-péptido es un componente clave de la crema strivectin.

Muchos dermatólogos recomiendan strivectin en lugar de Botox. Ello es debido a que las cremas y geles producen resultados graduales, mientras que las inyecciones, peelings faciales o dermoabrasiones son más agresivas para la piel y dan resultados poco naturales.

Strivectin SD logra un aspecto juvenil y saludable de forma más rápida que el retinol o la vitamina C, y sin necesidad de cirugía, inyecciones o abrasiones de la piel.

La puedes adquirir en Sephora y en algunos centros de El Corte Inglés por unos 135 €. Sin embargo, en la página www.skinstore.com con el envío incluido cuesta unos 92€.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *