Elegir el color de pelo según el tono de la piel


Aunque en las muestras un color de tinte nos parezcaparezca muy bonito, quizá no combine bien con el tono de nuestra piel y el color de nuestros ojos. Para definir nuestros colores ideales, lo primero que debemos hacer es determinar si nuestro tono de piel es cálido o frío. Esto se averigüa mirando las venas que se transparentan en nuestra piel en lugares como el cuello o las muñecas. Si se ven azules, nuestro tono es frío. Si se ven verdes, es cálido.

Si nuestros ojos son oscuros, y nuestro tono de piel es un punto medio entre cálido y frío, los colores de pelo que mejor nos van son los marrones y los rojizos no muy marcados. Si nuestros ojos son claros, podemos aclarar hasta un rubio oscuro.

Si el tono de nuestra piel es cálido y nuestros ojos oscuros, podemos probar el color negro, los marrones y castaños. Si tanto nuestro cabello natural como nuestros ojos son claros, es mejor utilizar tonos rubios y dorados, o algún rojo vívido.

Si nuestro tono de piel es trigueño y nuestros ojos oscuros, nos decantaremos por tintes de la gama de los morenos. Podemos usar tonos más claros si nuestros ojos son claros, pero nunca en un tono más claro que el castaño.

Si nuestra piel es cetrina y nuestros ojos oscuros, debemos utilizar colores oscuros. Si nuestros ojos son claros, podemos rebajar a castaños y rubios oscuros, pero no dorados.

De este modo, guiándonos por gamas de colores cálidos y fríos podemos determinar qué tono de pelo nos queda mejor y cuál nos puede hacer aparecer demasiado pálidas, cansadas o que se nos vea más mayores de la edad que tenemos realmente.

1 comentario

  1. el problema que me hicieron mechas localizadas, pero me quedaron muy rubios casi blanco y muy quemado el cabello. como puedo bajar esos colores gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *