Elegir las pinzas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las pinzas son un método de depilación (para zonas pequeñas) asequibles a todos los bolsillos. Las pinzas son las encargadas de quitar los pelos más cortos de una forma rápida y sin rotura. Una vez que las pruebes seguro que se convierten en uno de tus imprescindibles.

Cuando vayas a adquirir unas pinzas seguro que encuentras un montón de modelos con diferentes puntas y un sinfín de colores. Las mejores con aquellas cuyas puntas están en ángulo. Este tipo de punta es el mejor a la hora de coger pelos pequeños.


Cuando las vayas a utilizar ten en cuenta que debes coger pelo a pelo para arrancarlo de raíz. Si coges más de uno lo que puede suceder es que algunos se romperán y será más difícil realizar de forma correcta la depilación. Esto también producirá que en vez de ser una depilación rápida se vuelva más una pérdida de tiempo. El diseño en ángulo de la punta de tus pinzas permitirá el contacto suave con la piel hasta coger la punta del pelo que quieres arrancar. Levanta el pelo suavemente y estira, no hacia arriba, sino hacia la dirección del crecimiento del pelo para así poder arrancarlo de raíz y evitar que se te rompa y se infecte dentro.

Aunque en la actualidad podrás encontrar pinzas muy modernas, incluso con luz incorporada para facilitarte la depilación, las mejores continúan siendo las que se han utilizado toda la vida; las de acero inoxidable. Eso sí acuérdate de comprarlas con el ángulo que te hemos comentado para facilitar la depilación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *